CUSTODIABA UN TRIPLE CHOQUE EN PANAMERICANA

Último adiós a la policía atropellada; el conductor sigue detenido

Érika Perezlindo, 25 años y madre de dos nenas, falleció tras una semana de agonía. Familiares y compañeros despidieron sus restos.

La oficial de la Policía Local que había sido atropellada en la autopista Panamericana mientras ordenaba el tránsito tras un triple choque, falleció en la madrugada del domingo último tras una semana de agonía. La víctima, identificada como Érika Perezlindo, de 25 años y madre de dos nenas de 4 y 7 años, estaba internada en el Centro Médico Fitz Roy, de Capital Federal y su deceso se produjo cerca de las 2.30. Por su parte, el conductor que la embistió, Diego Gabriel González (33), permanece detenido, según confirmaron ayer fuentes judiciales. El viernes último, la justicia le negó el pedido de excarcelación que había presentado su defensa. 
El hecho había ocurrido cerca de las 6.30 del domingo 19, a la altura del kilómetro 46,400 de la autopista. Allí se había producido un choque entre tres autos (dos VW Gol Trend y un Honda City). En este caso, los dos conductores de los VW Gol, de 27 y 28 años de edad, dieron positivo en el control de alcoholemia. Más tarde se supo que al igual que González, salían de una fiesta de casamiento en la zona.
Minutos después del accidente, mientras ya trabajaba en el lugar personal de la Policía Vial, del destacamento de La Lonja y la autopista, arribó un móvil de la Guardia Urbana conducido por Juan Molina (43), chofer de la Guardia Urbana, acompañado por Perezlindo.
Ambos prestaban colaboración sobre el carril rápido con los móviles cruzados y conos visibles alertando del accidente y ordenando el flujo vehicular. De repente apareció un VW Golf a importante velocidad, y sin detenerse, esquivó el primer móvil e impactó de lleno contra los servidores públicos.
Ambos fueron arrollados y quedaron tendidos sobre el asfalto, mientras el agresor comenzó a ser perseguido por varios móviles mientras otros policías ayudaban a los heridos. El conductor llegó hasta el puente de la calle Florida y volvió a subir a la autopista, mano a Provincia, pero en un momento perdió el control del auto yéndose a la zona del pasto. Sin embargo, se bajó del vehículo e intentó escapar corriendo, hasta que finalmente fue detenido. Cuando fue sometido al control de alcoholemia, arrojó que tenía 1,99 miligramos de alcohol en sangre, cuando lo permitido es de 0,50.
La oficial de la policía sufrió severos traumatismos en el cráneo y aplastamiento torácico. Si bien había esperanzas de recuperación, finalmente se produjo su deceso.
Los restos de la mujer policía fueron velados en la cochería Ponce de León, en el centro de Pilar, e inhumados pasadas las 15 de ayer en el Cementerio Municipal de Pilar centro, en medio de un gran dolor y con la presencia de familiares, amigos y compañeros de trabajo que se acercaron a darle el último adiós.
Tras el fallecimiento de la uniformada, que era vecina del barrio Luchetti de la localidad de Villa Rosa, la carátula de la causa, que inicialmente era “lesiones culposas gravísimas” pasó a “homicidio culposo”, que tramita en la Unidad Funcional de Instrucción Nº 3 de Pilar a cargo de María Inés Domínguez. El acusado vive en la calle 18 de Julio de Garín (Escobar). Se esperaba que en las próximas horas sea citado a declarar para comunicarle el cambio de carátula. 

3
22
Comentarios Libres
  1. grafico
    Alicia Beatriz Pérez | 28/11/2017 | 21:14
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #4
    grafico
  2. Que la vida les depare toda la felicidad que se merecen esas dos personitas. Que Erika descanse en paz.
  3. grafico
    Alicia Beatriz Pérez | 28/11/2017 | 21:14
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #3
    grafico
  4. Que la vida les depare toda la felicidad que se merecen esas dos personitas. Que Erika descanse en paz.
  5. grafico
    4 años y prision domiciliaria | 28/11/2017 | 20:41
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #2
    grafico
  6. culposo, que siga la joda. podría ser uno de mis nenes el conductor la proxima. y no toleraria que pase 50 años preso. -que asco de legisladores-.
  7. grafico
    Alicia Beatriz Pérez | 28/11/2017 | 18:32
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  8. Quiera la vida, darle a esas niñas toda la felicidad que merecen. Erika, descansa en paz. Ojalá que la basura que la atropelló no pueda vivir tranquila y sea encerrada a perpetuidad.