NUEVA LEY DE DELITOS VIALES

La causa Silvia Cabrera, un “caso testigo”

Fue embestida en su auto cuando esperaba un semáforo. Ahora, la justicia determinó que el conductor vaya preso, aunque le dieron domiciliaria.

La causa Silvia Cabrera, un “caso testigo”

ESCENA. El hecho ocurrió en enero de este año.

En enero de este año, el caso Silvia Cabrera (57), docente del colegio María Madre Nuestra de Manuel Alberti, que falleció en Vicente López tras ser embestida mientras estaba frenada en un semáforo por un conductor que manejaba alcoholizado, conmocionó a los pilarenses.
Once meses después, Tomás Núñez Aboy (28) se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria, tras el endurecimiento de las sanciones luego de la aprobación de la nueva ley vial.
Cabe recordar que Núñez Aboy no solo manejaba en estado de ebriedad sino que escapó después del accidente que terminó con la vida de la maestra vecina de Del Viso. Así, este se transformó en el primer “caso testigo” de la nueva ley de delitos viales (Nº 27.347), que plantea el endurecimiento de las condenas para quienes matan al volante.
De esta manera, se consideran agravantes en caso de accidentes viales: conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, huir o violar por 30 km/h o más la velocidad permitida.
Pero más allá de que el caso de la pilarense fue tomado como “testigo”, lo cierto es que el joven fue detenido recién 8 meses después del siniestro y, ahora, le otorgaron el arresto domiciliario por lo que esperará el juicio en su casa, monitoreado por una tobillera electrónica.
Desde la asociación civil Madres del Dolor, expresaron su descontento por esta situación, y destacaron que “cuando hay alcohol o velocidad el hecho directamente debería considerarse doloso. Entonces, la propuesta es que las mínimas se eleven más para que la pena siempre sea prisión efectiva”. 

1
9
Comentarios Libres
  1. grafico
    Cretina tiene razón | 10/11/2017 | 12:08
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  2. y a otros por simple acusacion o rozamiento simulado e inducido le dan 20 años de prision efectiva mediante la rasgadura de vestiduras de fiscales y ong feministas, a este papafrita le dan domiciliaria ante un hecho tan grave. Que País de mierda.