Reclamo de una madre ante una denuncia de abuso

Acusó a su suegro de haberse propasado con sus hijas. El hombre tiene orden de restricción hasta el 17 de este mes. Teme porque su casa está en el mismo terreno.

Reclamo de una madre ante una denuncia de abuso

Ante la inminente finalización del período de restricción fijado por la Justicia, una madre realizó en las últimas horas un pedido desesperado para que el acusado de abusar de sus dos hijas no regrese a su domicilio, ubicado en el mismo terreno que el de las presuntas víctimas.

De acuerdo al relato que Paola Romero realizó a El Diario, todo sucedió hace tres meses en una casa el barrio Santa Catalina, cuando se aprestaba para salir con sus dos hijas -de 5 y 7 años- y su hijo varón.

"Con mi nene estábamos agarrando las bicicletas y mis hijas se adelantaron. Todo ocurrió en un minuto, cuando pasaron por la casa de mi suegro, que está ubicada delante de la mía”, indicó.

Al volver se encontró con un ambiente inesperado: las nenas estaban llorando y la mayor de ellas tenía una marca en el rostro.

"Apenas las vi le pregunté a la más grande qué pasaba. Como no me respondía y la veía muy asustada, le pregunté si el abuelo le había hecho algo y ella asintió. Mi suegro estaba ahí y no dijo nada”, contó la madre.

Luego del hecho, Paola fue a hacer la denuncia a la Comisaría de la Mujer y de allí la derivaron al hospital para realizar las pericias correspondientes. También intervino el Juzgado de Familia y las menores aún se encuentran bajo tratamiento psicológico.

Con respecto a la situación del implicado (no se difunde su identidad por motivos legales), en forma preventiva se le impuso una restricción perimetral de 500 metros, medida que se extiende hasta el 17 de este mes.

Romero, reconociendo que "aún tengo miedo”, afirmó que "no voy a parar hasta que termine preso”. Pero sabe que no será fácil: "Cuando solicité la detención, en la Fiscalía me dijeron que no pueden meter a nadie preso por manoseo. Pero este hombre ya tiene dos causas por violación en Misiones y hasta violó a su hija en más de una oportunidad”, sostuvo la mujer.

"Ya no sé qué más hacer. Estamos viendo de mudarnos porque nuestra casa está en el mismo terreno que la de él y sé que no le van a poder extender la orden de restricción indefinidamente”, cerró.


3
18
Comentarios Libres