Tribuna del lector

El código mancillado

Por Walter O. Roldán

El código mancillado

El cambio del código de zonificación territorial es algo que los pilarenses necesitamos hace mucho tiempo. Pilar creció muchísimo en los últimos 30 años, demográfica y comercialmente, por ende es necesario un reordenamiento que piense no sólo en el presente, sino en el futuro. De ese proyecto debe surgir el Pilar que queremos, pensando en el equilibrio entre el comercio, la industria, la infraestructura. Y si en algo estamos todos de acuerdo es que se terminen las “excepciones” de construcción aprobadas vía HCD.
El Intendente se jacta de hablar de transparencia, pero en muchas de sus decisiones y actos de sus funcionarios, hacen todo lo contrario. Me extraña que un hombre con su preparación, y por la posición política tan importante que ocupa, se dedique a denigrar a mi persona con declaraciones chabacanas y de barricada, que no son propias de un intendente. 
Quizá se olvida que Sumemos Pilar, tiene más de 2.000 afiliados y obtuvo casi 5.000 votos en su primera elección, luego de 1 año y medio de su nacimiento. Hemos intentado contribuir siempre con su gestión, informándole a través de sendos expedientes, las distintas situaciones en que los vecinos necesitaban la presencia del Municipio, hemos presentado propuestas de soluciones. Algunos reclamos han sido intervenidos, pero en su mayoría no.
Con este Código de Ordenamiento Territorial, mantuvieron la misma actitud.  Sumemos cuenta con muchos vecinos comprometidos con Pilar. Desarrolladores y empresarios inmobiliarios, maestros mayores de obras, arquitectos, entre otros actores válidos. Muchas instituciones, entidades y vecinos no fueron invitados a aportar, y otros pilarenses han sido convocados a las reuniones pero no los han escuchado.
Teniendo en cuenta la importancia de darle un Código de excelencia a Pilar, no se lo puede bastardear como lo hizo el Ejecutivo junto a sus concejales y aliados opositores, convocando una sesión extraordinaria entre gallos y medianoche, cuando falta tanto por pulir. Los vecinos no queremos pensar que el apuro tendría que ver con cuestiones judiciales (una causa abierta que involucra a Intendente y Concejales, por el cambio de zonificación del predio donde están las dos termoeléctricas en Villa Rosa, que originó un allanamiento en el Municipio), ni que tampoco tiene consonancia con supuestos intereses de amigos del poder que ya tendrían tierras compradas  para beneficiarse en millones de dólares. Sólo el tiempo responderá estos interrogantes. Siempre se está a tiempo de corregir errores, que surjan de la buena fe, por supuesto; así que Sumemos Pilar sigue estando a disposición para hacer un humilde aporte al futuro de nuestro querido Pilar.

Presidente Partido vecinal Sumemos Pilar
 

Comentarios Libres