Correo de lectores

Correo de lectores

Volvieron los corsos a Derqui, qué bueno!

Sr. Director:
Desde hacía días veía con incredulidad cómo se pintaban los cordones de amarillo, se cortaba el pasto donde nunca se hizo y, lo más extraño, casi milagroso: una noche vi un camión del Municipio cambiando luminarias quemadas en la Avenida de Mayo, frente a la Unidad Sanitaria y en la calle Toro.
Como hace muchos años dejé de comprar espejitos de colores, supuse que algún político estaría por desembarcar en la ciudad para agenciarse alguna obra que seguramente no hizo, estaba equivocado…
Las luminarias que vengo reclamando desde hace meses no se pusieron ni por mis reclamos ni por la visita del Sr. Político, nada de eso. Se maquilló la ciudad porque el fin de semana hay corsos en Derqui, sí señor, ese espectáculo de buen gusto y cultura que une a la familia vuelve a nuestras calles y desde hoy (por ayer) temprano había que pasar debajo de cintas y esperar los colectivos en cualquier lado porque esta noche (por anoche) hay corsos!
¿A quién beneficia realmente el corso cuando los comerciantes de la Avenida de Mayo se quejaron siempre de los disturbios, mugre y demás? ¿Acaso cerca de la estación Derqui y de la plaza Teófilo Tolosa no hay un predio cerrado destinado a ese tipo de… esparcimiento social?
¿Es más importante vender diez latitas de espuma y unos choripanes que escuchar al vecino y comerciante que hace años se niega a los corsos y que además paga sus impuestos?
¿Es necesario armar un caos de tráfico en una ciudad que de por sí es un caos en donde nadie respeta manos y contramanos, desde la mañana temprano y apostando incluso policías que podrían estar cumpliendo alguna función mucho más loable que mirar cómo ponen vallas y tiritas plásticas de no pasar?
Señores políticos, si tienen parientes o pegacarteles a los que le deben favores y deciden darles un puestito de venta en los corsos, háganlo… pero en el country donde viven.
En una ciudad tan poblada como Derqui con infinidad de necesidades desatendidas les puedo asegurar que el corso no aporta nada, al contrario, empeora, si se puede, la calidad de vida de los vecinos que ya estamos hartos de los ruidos de motos, cuatriciclos, autos con parlantes a todo volumen y encima ahora los bombos.
Me gustaría ver desfilando en una murga a todos los integrantes del área de Cultura del Pilar, los que deciden estas cuestiones, seguramente se les dará bien el carnaval ya evidentemente no están a la altura de la gestión cultural, que es justamente por lo que cobran.

Maximiliano Brod | maxbrod72@gmail.com
 

Comentarios Libres
  1. grafico
    un Corsodromo hacete salame | 13/02/2018 | 15:48
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  2. ese espectáculo de buen gusto y cultura que une a la familia vuelve a nuestras calles ... Es Verdad deberian hacerlos en los countrys para que haya verdadera inclusion social, y no en lugares donde perjudican a vecinos gente que viene de otros lugares a chupar alcohol, a mostrar el culo, a gritar groserias, a mear en las veredas, defecar, cagarse a tompadas y facazos... mucha razon, james Bond.