Correo de lectores

Correo de lectores

Agradecimiento a la obra social y sindicato químico

Sr. Director: 
Me hace muy feliz poder escribir esta carta, ya que el motivo es decirles gracias, gracias, infinitas Gracias, saben muy bien de mi fe en Dios y que Él sabe lo que es correcto y perfecto para nuestras vidas, por eso no tengo dudas de mi gran orgullo y profunda emoción en pertenecer y haber elegido, que mi obra social, como monotributista, sea la Obra Social de Industrias Químicas y Petroquímicas. 
Desde el año 2014 pertenezco a esta institución y la verdad es que no me alcanza con haberles dicho mil veces gracias, personalmente, si no, que quiero que lo sepa el mundo, que el señor Sergio González, Secretario General y la Sra. Gloria Sotar, el Sr. Sixto Desanto, no dudaron un minuto, como cada miembro de su Comisión Directiva, el personal de obra social, en especial la Sra. Susana Albornoz, y todo el personal del sindicato, sin ser afiliada a él, me acompañaron a transitar este camino difícil cuando en el año 2015 el diagnóstico médico fue artrosis degenerativa y la solución trasplante total de las dos rodillas o no caminar, ya que el dolor era insoportable, consumiendo dosis altísimas de morfina para poder seguir. 
Haber elegido esta obra social, realmente fue una bendición para mi vida, imposible dejar de reconocer el altruismo de cada persona, en ese momento tan vulnerable mío, cómo es no poder caminar y con la responsabilidad de mi hijo de 14 años. 
Sin dejar de reconocer, la calidez, la contención, el respeto y a la vez vuelvo a decirlo, sin pertenecer al sindicato, asumieron el compromiso de conseguir las prótesis, el gran costo económico, moral y afectivo, y permito sonreírme, porque sé de la grandeza de espíritu que tienen y dirán hicimos lo que correspondía; puede ser que sí; lo grande es haber elegido  hacerlo, el compromiso, la piedad y paciencia con la que fui tratada. 
Y sé de lo que hablo, fueron cirugías complejas y costosas, y no es una prepaga, y a lo mejor no es la que tiene más afiliados, ni gran prensa, hablo de la obra social de Químicos de Pilar, Buenos Aires, Argentina, que son seres angelados, y a pesar de que muchas veces la situación se volvió adversa, la consigna fue seguir hasta llegar a la meta, sin bajar los brazos.
Con todo mi ser, es un honor pertenecer a tan valiosa y altruista institución y compartir mi vida con ustedes. Ojalá muchas obras sociales, dirigentes y cada argentino en el lugar que le corresponde, sigan el ejemplo, sin duda tendríamos una Argentina más feliz y con más paz. Cada día agradezco a Dios el haberlos puesto en mi camino y que Él les devuelva el mil por mil de lo que hacen por cada afiliado de la obra social, como del sindicato; la verdad excelente e impecable gestión. Que les de fortaleza y sabiduría para seguir, que siempre cambien para mejor. Cuentan conmigo para lo que necesiten. Celebro estar viva, poder caminar, nuevamente a mis 57 años y sé que cuento con ustedes. Mi hijo y yo, eternamente agradecidos.
Que Dios siempre los sostenga en la palma de su mano, que nunca deje de sorprenderlos y que el 2018 sea un año pleno de amor y paz, que cada meta personal y en conjunto la puedan alcanzar.  Con profundo amor. 

Patricia Servat DNI 13.940.812, afiliada 1542740. 
 

13
0
Comentarios Libres
  1. grafico
    José López | 29/11/2017 | 20:27
    Responder (0)
    Pos. (2) Neg. (0)
    #3
    grafico
  2. Hola. Estaría bueno que alguien de una vez impida que ciclistas vayan por la ruta panamericana. Ayer crucé como a 20 en grupo, les toqué bocina y sólo insultaron. Todos bien equipados, gente de plata pero de poca educación y cero respeto por las leyes. Intendentre, haga algo porque pasa a diario y es contrario a las normas y usted lo sabe.
  3. grafico
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #2
    grafico
  4. Que suerte que una obra social sirva para algo y sea aceptada por los profesionales de la salud. Me Alegro Por usted.
  5. grafico
    Alicia Beatriz Pérez | 29/11/2017 | 13:34
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  6. Muchísima suerte, Patricia !!!