Despedida

Parada técnica para los afectos

El pilarense Eduardo Ybarra unirá Ushuaia con Alaska junto a su novia Emilia. Antes de retomar su viaje, fueron al reencuentro de familia y amigos.

Parada técnica para los afectos

Despedida pilarense

Parada técnica para los afectos

Despedida en Juan N. Fernández.

Parada técnica para los afectos

Eduardo junto a su perra Ona, fiel compañera de la pareja.

Parada técnica para los afectos

En el camino.

Parada técnica para los afectos

En ruta

Parada técnica para los afectos

El Citröen listo para la aventura.

El Citröen listo para la aventura.

El 29 de enero, el pilarense Eduardo Ybarra y su novia Emilia partieron de Ushuaia a bordo de un Citröen Xsara Picasso y con la fiel compañía de su perra Ona con una meta fija: cruzar América y llegar a Alaska.

Lo idea se gestó en un viaje anterior en  la Isla Barú hace 3 años, cuando la pareja se planteó unir los dos polos en auto. A medida que pasaba el tiempo, lejos de olvidar el proyecto, resurgía con más fuerza. Este último año, “empezaron a armar la logística en serio”.

En esta primera etapa, se dedicaron a ir al encuentro con los afectos. Primero, pararon en Juan Nepomuceno Fernández, un pueblo rural ubicado a 80 km de Necochea donde Emilia tiene su familia y amigos. Luego, siguieron camino a Pilar, ciudad que Eduardo dejó hace 10 años pero en la que conserva lazos de sangre y amistad.

“A partir de ahora arrancamos en serio”, expresó Ybarra a El Diario, quien se encuentra ultimando detalles para volver a partir mañana rumbo al norte.

Si bien no tienen un plan de viaje estricto, el objetivo es ir directo a Alaska en un periodo aproximado de 4 meses; para luego, encarar una vuelta que incluirá paseos y recorridos de diferentes lugares del continente en un plazo de año y medio.

La travesía podrá seguirse por la página de Facebook Todo por América.

Galería de fotos
11
0
Comentarios Libres