Pilar Joven

“Comemos como vivimos: rápido”

Así define la Licenciada Catalina Lagomarsino la forma de alimentarse de los argentinos. Desde su consultorio nutricional, busca motivar a sus pacientes a generar hábitos saludables que perduren en el tiempo.

“Comemos como vivimos: rápido”

Catalina Lagomarsino creó Nutrilake, un espacio dedicado a la nutrición y la cocina saludable.

Catalina Lagomarsino siempre supo que iba a estudiar algo relacionado con la salud. Luego de analizar carreras, optó por la Licenciatura en Nutrición en la Universidad Abierta Interamericana (UAI), recibiéndose en el 2013.

En el último año del polimodal, Catalina realizó un curso de Introducción a la Medicina en el Hospital Universitario Austral que si bien le dio un panorama mucho más amplio sobre la carrera, también la hizo dudar en su deseo de ser doctora.

Analizando otras posibilidades entre sus gustos y aptitudes, surgió como opción ser nutricionista: seguiría ligada a mejorar la salud y calidad de vida de las personas, sin necesidad de abocarse en aspectos tan científicos.

Una vez recibida, sus primeros pasos fueron en relación de dependencia, trabajando para un centro en San Isidro. Si bien estaba agradecida por la oportunidad, también se sentía condicionada a la hora de trabajar.

Con algo de temor pero decidida, se animó a abrirse camino sola e inauguró su propio consultorio al que llamó Nutrilake: un juego de palabras que liga la nutrición con su apellido.

Actualmente, tiene su consultorio particular en el barrio porteño de Belgrano y en Pilar, ciudad que nunca abandonó. También, atiende pacientes en el centro “Mente y Cuerpo” de Recoleta, donde también dicta talleres en compañía de una psicóloga.

Otra de las pasiones de Catalina es la cocina. Por eso, cuando su agenda no está muy apretada, dicta los talleres de Cocina Saludable. “Enseño a comer, a dar herramientas para que no caigan en los mismos alimentos de dieta que tienden a cansar y aburrir”, cuenta la joven nutricionista.

Respecto a su forma de trabajo, le gusta interactuar con sus pacientes y dedicarles el tiempo necesario. Su idea es tratar individualmente a cada persona que acude a su consultorio y armarles un plan adecuado de tratamiento. “No me gusta tener fotocopias armadas”, sintetiza la profesional.

Negociar y motivar son otras de las funciones que realiza Catalina dentro de la consulta, teniendo en claro que todos los cambios se realizan de a poco y se requiere de tiempo para poder crear hábitos saludables que perduren en la vida.

“Siempre recomiendo la consulta con un médico clínico o de cabecera”, es el tip primordial que ofrece la Licenciada Lagomarsino para aquellas personas que quieran iniciar una dieta. Otro de los consejos, es realizar análisis de laboratorio antes de encarar cualquier tratamiento.

“Una correcta alimentación no sólo debe estar acompañada por ejercicio, entre los pilares básicos para una buena calidad de vida también están la hidratación y el buen descanso”, destaca.

“Nos alimentamos muy mal”, con esta frase define Catalina los hábitos a la hora de comer que tienen  los argentinos, y agrega: “Comemos como vivimos: rápido”, argumentando que le dedican poco tiempo a masticar y, muchos menos, a cocinar.

 

 

 

 

 

Galería de fotos
16
8
Comentarios Libres