#NiUnaMenos

Violencia de género: un problema de todos

En abril hubo un femicidio cada 18 horas. El presupuesto que se maneja para solucionar esta problemática es de $7,5 por mujer. Cuatro referentes en la lucha contra la violencia de género dieron su opinión al respecto y coincidieron en que ??oel responsable máximo es el estado???.

Las estadísticas son concretas, en el mes pasado hubo un femicidio cada 18 horas, esto significa que una mujer por día murió víctima de la violencia de género. Lo único que variaron fueron las circunstancias, algunas de ellas fueron secuestradas y violadas previamente, a otras directamente las mataron y, aunque cada vez son más los que se movilizan para exigir medidas  para atacar un problema que es de todos, los números indican que en lugar de decrecer, la violencia de género es cada vez más recurrente.

Como no distingue entre nombres, clases sociales ni edades, la violencia machista tampoco distingue localidades, ciudades o provincias. Y Pilar no escapa a una realidad tan dura y escalofriante que es imposible dejarla pasar desapercibida.

Consultadas por El Diario, cuatro mujeres referentes en la lucha contra la violencia de género dieron sus pareces con respecto a qué herramientas son necesarias para intentar solucionar esta problemática y todas coincidieron en un punto: "el principal responsable es el estado”.

Natalia Espasa, de la agrupación partidaria Juntas y a la Izquierda, considera que aunque es el Estado en sus diferentes estamentos (nacional, provincial y municipal) el mayor responsable, hay dos cómplices que no pueden pasarse por alto: "entiendo que el Estado es el máximo responsable pero junto a la justicia y la policía conforman un tridente de complicidad para no implementar políticas contra la violencia contra la mujer”.

En el caso de Micaela García fue un juez, Carlos Rossi, el que concedió la libertad condicional a Sebastián Wagner, quien ya había cometido dos violaciones y sobre el cual el servicio penitenciario había expedido un informe que desaconsejaba su liberación. Cómo terminó todo, eso ya lo sabemos.

Al momento de apuntar al Estado, Valeria Domínguez, representante del Movimiento Evita, agrega el factor financiero: "sabemos que el presupuesto que se maneja para luchar contra la violencia de género es insuficiente, se destina $7,5 por mujer ya sea para proteger a la que denuncia como en materia de prevención”, acotó.

Por su parte, Graciela Labale, quien es parte fundante del colectivo La Mesa Pilar, hizo especial hincapié en la falta no solo de recursos económicos sino también, humanos: "es imposible para la creciente cantidad de denuncias contar con los mismos recursos humanos que, por supuesto, no alcanzan por más dedicación que la gente que trabaja en estos casos le ponga, lo mismo que las casas de abrigo que son pocas para la cantidad de denunciantes que hay”, sostuvo.

Desde la administración pública, Luciana Ruiz - titular de la dirección de Género y Diversidad Sexual del Municipio - aclaró que el objetivo fundamental que persiguen desde la Dirección, que fue creada en diciembre de 2015, es darles contención y acompañamiento a las víctimas, entendiendo que es sobre todo con las mujeres de clases sociales más bajas donde el Estado debe estar más presente.

Un llamado a la sociedad

Es bien sabido que el machismo es una cuestión cultural, una diferenciación absurda que se hace entre hombres y mujeres desde la infancia y que baja no solo de los medios de comunicación y la publicidad, sino también de las mismas familias.

En este sentido, Graciela Labale considera que "la mayor responsabilidad que nos cabe como sociedad arranca con la familia, con los roles adjudicados en el seno familiar, con la manera en que se forma a hijos e hijas. Siento que en muchos sectores de la sociedad está naturalizada la violencia, el ejercicio del poder del hombre hacia la mujer".

Es por este motivo que como sociedad es necesario comprender que a todos nos corresponde desde nuestro lugar, hacernos cargo de cambiar preceptos retrógrados y, tal como sostiene Espasa, es preciso entender que "la violencia de género no es algo de un día, no es un cachetazo o una agresión física, es también la violencia verbal y psicológica a la cual muchas mujeres se ven sometidas por años”.

Sin embargo y a pesar de la preocupación que genera la violencia de género y la desigualdad social percibida en distintos ámbitos de la vida cotidiana, estas cuatro mujeres valoran y destacan que "nos estamos despertando” y cada una de ellas, ya sea desde el gobierno, como es el caso de Luciana Ruiz como desde agrupaciones partidarias o sociales, como en los casos de Natalia Espasa, Valeria Domínguez y Graciela Labale, se pliegan en un grito que es cada vez más fuerte y ensordecedor, el de los que dicen Ni Una Menos.

 

"Creemos que lo más importante es organizarse y discutir políticamente, porque es precisamente desde la política que se tienen que dar algunas modificaciones”, Natalia Espasa.

"Pedimos un Estado más presente y una Ley de Emergencia Nacional, ya”, Valeria Domínguez.

"Hay que poner el acento en el control de perimetrales, no puede ser que sea la víctima la que, en muchos casos, debe llevar al golpeador la citación de la Justicia”, Graciela Labale.

"No nos abocamos solo a la violencia de género, estamos en todas las líneas de prevención, la violencia de género es la consecuencia más nefasta y visible, pero la discriminación se da de múltiples formas”, Luciana Ruiz. 

1
1

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
0% Esperanza
25% Bronca
50% Tristeza
0% Incertidumbre
25% Indiferencia
Comentarios Libres
  1. grafico
    Alicia Beatriz Perez | 14/05/2017 | 01:35
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #2
    grafico
  2. De acuerdo con Esteban. Aquí el Estado y la justicia, deberán poner más interés en la resolución del problema. El NI UNA MENOS, parece estar dirigido al aire, pareciera que nadie lo escucha. No habrá ni una menos si la justicia sigue mirando para otro lado.
  3. grafico
    Esteban | 13/05/2017 | 19:32
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  4. Los problemas de violencia de genero e inseguridad se van a solucionar el día que se castigue a los culpables, mientras los políticos y jueces sigan pensando que los culpables son victimas vamos a seguir así.