EN TORRES DEL SOL

Restorán incorporó carta para celíacos

Se trata de Tinto y Soda. Incluye una gran variedad de alimentos libres de TACC. Es pionero en la materia ya que desde hace una década tiene la opción en sus menús.

Restorán incorporó carta para celíacos

SIN GLUTEN. Los precios son similares a los convencionales.

Cada día, las personas que padecen celiaquía deben vivir un auténtico vía crucis para poder tener una vida normal y poder alimentarse con los productos habilitados para su consumo.
En este sentido, si bien ya cuenta con comida apta para celíacos desde hace 10 años, el restaurante Tinto y Soda ahora ha incorporado la carta para personas con celiaquía, con productos al mismo precio que los convencionales.
Alejandra Acosta, encargada del local gastronómico del shopping Torres del Sol, lo vive en carne propia con su hija de 13 años, diagnosticada con celiaquía cuando era muy pequeña. "Siempre se nos complicaba comer en algún lado, por eso, ¿por qué no empezar por casa?”, expresó en una entrevista por FM Plaza 92.1.
"Es terrible para un chico, pero antes era peor, ahora ya es bastante más fácil acceder a los productos, aunque son carísimos. Antes había menos y bastante feos, ahora hay cosas exquisitas”.

Variedad
En el restorán el menú está disponible y no es necesario avisar con anticipación. "La carta de celíacos –comentó Alejandra- incluye pescados, langostinos rebozados, mucha variedad de pastas, pizzas, empanadas… Antes estaban, pero no teníamos las propuestas especificadas en ninguna carta”.
La presencia de estas comidas sorprende a los clientes, ante la falta de oferta general. "Los primeros tres años –recordó- me llamaban como responsable del restorán a la mesa, para confirmar que era comida para celíacos, por el cuidado necesario. El riesgo de contaminación es muy grande, tiene que tenerse mucho cuidado, incluso con los cubiertos”.
La provisión de pastas está a cargo de un emprendimiento pilarense, Celiciosa. Como explicó Acosta, "hay que tener mucho cuidado, y ellos hicieron fideos caseros, embalados, que van del freezer al agua. Ñoquis de papa, de calabaza, espinaca, sorrentinos de jamón y queso, ravioles… Además, en el momento en que los clientes piden el pan, se saca del freezer y se descongela en un horno eléctrico exclusivo para los alimentos para celíacos”.
Y destacó: "Los precios de la carta de celíacos son los mismos, no varían con respecto a la carta común. En algunos lugares hasta te cobran el pan, me ha pasado, y es desagradable”. 


El dato
La carta de celíacos incluye pescados, langostinos rebozados y gran variedad de pastas, pizzas y empanadas, entre otras opciones. 

Comentarios Libres
  1. grafico
    me dio hambre | 22/03/2017 | 13:42
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  2. Buenisimo, ojalá los demás sigan el ejemplo.