efemérides

Todos a bailar

Hoy se celebra el Día de la Danza. En Pilar es un fenómeno: gran cantidad de escuelas abrieron sus puertas a miles de pilarenses de todas las edades.

Todos a bailar

Crew no para de conseguir logros.

Hoy se celebra en nuestro país el Día de la Danza. La efemérides tiene un origen trágico: recuerda el accidente fatal en el que nueve bailarines pertenecientes al elenco estable del Teatro Colón perdieron la vida al estrellarse el avión en el que viajaban, el 10 de octubre de 1971.

No obstante, la fecha se aprovecha además para reivindicar una de las ramas del arte más populares.

En Pilar, la danza es un verdadero fenómeno: en los últimos años, gran cantidad de escuelas y academias abrieron sus puertas a miles de pilarenses (mujeres, en su mayoría) de todas las edades.

Sol Rojo, Oriental Dreams, la Academia de Comedia Musical de Valeria Lynch, Crew, Let it Dance, son apenas algunas de ellas.

 

Conductas

Melisa MimeGorosito está al frente de Sol Rojo (Juan B. Justo 386, Villa Morra). Comenzó a bailar a los cinco años, pasando por la clásica, el jazz y el zapateo americano, entre otros, aunque hoy esté dedicada a ritmos urbanos. "Cuando arranqué era un queso (risas), no tenía talento, así que no empecé por eso, empecé porque probé y me gustó. Me di cuenta que me destacaba ya más grande, como a los 10, que veía que me ponían en grupos más avanzados”.

Sol Rojo nació en 2011, en el garaje de su casa. "Ahí empecé dándole clases a seis chicas, pero comencé sin tener planeado abrir mi propia academia. Se dio todo de manera natural y yo me fui adaptando a ese crecimiento, pero sin buscarlo, simplemente fue pasando”. Hoy, el lugar tiene alrededor de 200 alumnas desde los 6 años hasta adultos, divididas por edades y niveles.

"Creo que la danza sirve para vivir la vida -asegura-, la veo como un recurso que brinda enseñanzas que se pueden aplicar en otras áreas. Es una herramienta para el encuentro, para hacerse preguntas y encontrar respuestas, que se pueden replicar en distintas situaciones”. Y agrega: "Para mí la danza es una herramienta para vivir la vida de una forma más consciente. Hay una frase muy linda que dice ‘somos el resultado de nuestras conductas’, y me parece que bailar genera muchas conductas, por ejemplo la de tener que mirarte a vos mismo en un espejo, todo el tiempo estar corrigiéndote para mejorar, tener un tiempo para vos mismo en el que no haya otra cosa...”.

La joven expresa que la danza implica "una hora u hora y media en la que solo estás presente en lo que estás haciendo, entonces me parece súper valioso. Si uno logra tener todas las conductas que la danza genera es muy enriquecedor”.

Sueño oriental

La danza siempre estuvo presenten en la vida de Florencia Abtt, creadora de la Escuela de Danzas Árabes Oriental Dream (Rauch 2121, La Lonja). Si bien da clases desde que tenía 13 años, en 2012 se recibió en la Arabian Dance School de Amir Thaleb, uno de los sitios más prestigiosos en el género.

En la actualidad, además de manejar su propia academia, a la que asisten unas 70 personas, da clases en el profesorado Ballet Studio VGL.

"Empecé a bailar a los 7 años y nunca dejé. La danza es un camino en el que se necesita mucho apoyo, y por suerte siempre estuve respaldada por mis padres”, comenta.

Florencia reconoce que "siempre es difícil vivir de esto, pero hay que luchar por los sueños”. Precisamente, esas enseñanzas trata de transmitir a diario ante sus alumnas: "Les hablo de la humildad, de ser buenas compañeras, que piensen en el esfuerzo, el sacrificio y –sobre todo- que disfruten”.

 

Con pasión

"La danza representa mi vida, no me imagino viviendo de otra forma. Es lo que más amo hacer y lo que más disfruto”, expresa Ayelén Ingolotti, fundadora de Crew (Ituzaingó 350), escuela de baile que cuenta con 270 alumnos, desde los 3 años en adelante.

Ayelén recuerda que "empecé a los 10 años en el Colegio Brown, con Andrea Valfre, y al tiempo empecé a tomar clases en su academia. Teníamos un grupo de competición de Hip Hop. Después de muchos años, continué con Javier Arias en Dream N’ Dance y en Capital”.

Así se generó su atracción por el Hip Hop, "el género que más me gusta, porque es la danza en la que me siento más cómoda y la que más me divierte”.

Crew se fundó el 1º de mayo de 2015 y no para de crecer: "Mi familia es la responsable de todo esto, porque con mucha insistencia me convencieron en abrirla. Fue con mucha ayuda de todos ellos, especialmente la de mi papá....”.

Acerca del fenómeno, Ayelén destaca que "hay un montón de escuelas en Pilar y alrededores, todas con muchísimas ganas de enseñar y compartir, que es lo más importante”.

 


Galería de fotos
11
1

Valorar esta noticia

77% Satisfacción
0% Esperanza
11% Bronca
11% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres