Franco Camargo, tiene 17 años

Juega en River, en la Selección y puede ir a Rusia

Juega como lateral en la Reserva del Millonario. Fue convocado a la Sub 20 y viajó como sparring con Messi y compañía. Sueña con volver a hacerlo para el Mundial.

Juega en River, en la Selección y puede ir a Rusia

DESPLIEGUE. El ida y vuelta, uno de los fuertes del pibe de San Alejo.

Franco Camargo ya cumplió varios de los sueños que acuna el futbolero promedio de nuestro país. Viste la casaca de uno de los grandes del fútbol argentino, se ha dado el gusto de jugar en la Selección Nacional y hasta de compartir gira europea con Lionel Messi y las demás superestrellas del fútbol argentino. Y todo a sus jóvenes 17 años.
Claro que nada le ha sido fácil al pibe que vive junto a su familia en el barrio San Alejo y es, como su padre, fanático hincha de River. No jugó en clubes de su barrio y solo registra un paso por el baby de Sportivo “(pero era muy chiquito”, precisó). Como muchas veces sucede, su arribo al club de Núñez se dio casi por casualidad ya que había ido a acompañar a su hermano Mauricio (también juega en el Millonario) a una prueba. Le preguntaron si quería entrar, hizo caso, la rompió y lo convocaron. “Hace casi 10 años que juego en River. Esa vez me probé de 8 pero ahora me afirmé como lateral y me gusta, le tomé el gustito”, le contó a El Diario.
El camino fue largo, tanto como el viaje que realiza a diario con su hermano hasta Ezeiza, previa parada en Núñez, pero desde mediados del año pasado forma parte de la Reserva que dirige Facundo Villaba y no para de recibir noticias positivas. “River, la Selección, todo esto es un sueño”, resumió en pocas palabras.
Se define como un lateral “con recorrido, buen ida y vuelta” y que encuentra sus fuertes en “la proyección y el estado físico”. Y tiene como espejos a Dani Alves y Jordi Alva. “Dos monstruos”, define.
Como parte del grupo de la Reserva millonaria, hace fútbol todas las semanas frente al plantel que dirige Marcelo Gallardo “Nosotros nos paramos como si fuéramos el rival de turno y le jugamos de igual a igual. Me sorprendieron Enzo Pérez y Pity Martínez pero son todos muy buena gente”, contó. Y blanqueó que “después del partido con Boca es todo festival”.
Para este año, Franco quiere “volver a sumar minutos en Reserva” porque primero una lesión y luego el llamado a la Selección le hicieron perder su lugar. Y aunque el año pasado se lo nombró con chances de debutar en Primera frente a Talleres como parte de un River muletto, reconoce que aún le falta un poco para llegar a ese momento soñado. “Creo que me falta para llegar a Primera, debo jugar más en Reserva y adaptarme al ritmo de primera”, admitió

De selección
Franco casi no está en su casa durante el día. Viaja temprano para entrenar, vuelve por la tarde y a las 17 entra al colegio. “Vuelvo a casa a las 22 y no hay nadie en el barrio”, se lamentó.
¿Cuantas veces se habrá imaginado vestido de celeste y blanco en esos viajes interminables hasta Ezeiza? Miles. Pero el sueño se cumplió hace algunos días.
“Siempre tuve esperanzas pero nunca me llamaron para el Sub 15 o 17 y cuando lo hicieron para este Sub 20 imaginate mi felicidad y la de mi familia”, relató. “Y la gira por Europa junto a la Selección mayor fue la frutilla del postre”, sumó.
“No tuvimos tanto trato con los jugadores pero hicimos de sparrings, ayudamos a entrar en calor o en los trabajos tácticos”, apuntó Franco, quien elogió a Messi (“es una bestia”, definió), a Manuel Lanzini y también a Fabricio Bustos y Nicolás Otamendi (“tiene una gran personalidad”, tiró),
El año que viene el Sub 20 jugará el Sudamericano y posiblemente el Mundial, pero antes Camargo quiere cumplir otro sueño: “está la posibilidad de ir a Rusia como sparring y tengo esperanzas. En la gira anduve bien, jugué los dos partidos como lateral volante y espero tener chances”.
Está viviendo, futbolísticamente, en las nubes pero tiene los pies en la tierra y se muestra muy agradecido. “La familia está contentísima, orgullosa de mí y mi hermano, que fue citado a la Selección Sub 15. Ellos acompañan cuando pueden pero con que nos dejen hacer lo que nos guste y empujen nuestro sueño, hacen mucho y se lo agradecemos”, terminó. 


A un toque

Messi: “es una bestia, un crack. Es distinto en todo. Hace todo simple, no sé cómo hace pero para él es todo normal”.

Lanzini: “lo había visto jugar en River pero me impresionó. Me gustó bastante. Además hablé con él y es muy humilde”.

Enzo Pérez: “Desde que volvió de Europa, me sorprendió por su calidad y su técnica. También me gusta mucho el Pity Martínez”.

Sampaoli: “me sorprendió porque no para de dar indicaciones. Parece siempre nervioso”.

La Selección: “aunque nos haya ido mal en los últimos tiempo, le tengo mucha fe para el Mundial”.

Comentarios Libres