Boxeo

Haedo noquea en el ring y sufre las calles de Pilar

Elías venció al derquino Oscar Padilla por nocaut en San Miguel. El domingo, lo asaltaron a punta de pistola, caminando por San Alejo.

Haedo noquea en el ring y sufre las calles de Pilar

GANADOR. Elías festejando con el rincón de Ferreiro, en el ring de El Chuni.

Elías Haedo mostró cuál es su camino al éxito. Los puños dentro de un cuadrilátero lo llevaron a su primera victoria dentro del profesionalismo en el clásico con el derquino Oscar Padilla, que se vivió el sábado por la noche en el gimnasio El Chuni de San Miguel.
La potencia de su pegada, la preparación perfecta, la planificación del rincón encabezado por Enrique Ferreiro dieron sus frutos en la contienda que fue el cierre de la velada.
Del otro lado, la vida real lo golpeó al propio púgil caminando por su barrio el domingo por la noche. Salía a cenar con su novia, cuando fue interceptado por delincuentes armados, que lo apuntaron y se llevaron su celular. Un mal trago personal del que salió ileso físicamente, pero en el que corrió muchos más riesgos que en el duro deporte en el que quiere ganarse un nombre dentro del país y el mundo.
“Estaba caminando por colectora de Panamericana rumbo a un restaurante de Champagnat. Me apuntaron con un arma, estaban con cascos, no podía hacer nada”, relató el asalto Elías.
“Uno quiere defenderse, porque sabe lo que cuestan conseguir las cosas. Pero por suerte estoy bien”, completó.
Volviendo al deporte y su actuación del sábado, Haedo mostró su superioridad desde el primer round, en el que lo volteó. En el segundo, le sacó el bucal con una de las varias manos sobre Padilla. Hasta que llegó la combinación letal. Un 1-2 directo al mentón del que ya no hubo regreso.
“Imaginaba una pelea dura y salí a dar todo, con la confianza en el entrenamiento que meto día a día”, explicó Elías. 

6
12
Comentarios Libres