Automovilismo

"Fue un desahogo enorme"

Gonzalo Perlo ganó la primera carrera del Top Race Series. Regresó luego de un año y medio de inactividad. 'Nunca me dejé de sentir piloto', expresó.

"Fue un desahogo enorme"

FELIZ. Gonzalo Perlo volvió de la mejor manera.

Ni en sus mejores sueños lo imaginó: luego de un largo impasse, Gonzalo Perlo volvió a correr y –a bordo de un Ford Mondeo- ganó en la primera carrera de la temporada del Top Race Series, disputada este domingo en Paraná, minutos antes del triunfo de Matías Rossi en el V6.

Detrás del pilarense terminaron Gastón Crusitta y Gastón Pacioni, ambos a bordo de un Chevrolet Cruze.

Así, el torneo de Top Race Series tiene como líder a Perlo con 26 unidades, y luego se ubican Crusitta, 19; Pacioni, 15; Peter Olaz, 12.

En diálogo con Materia Prima (FM Plaza 92.1), Perlo expresó que su equipo, el Azar Motorsports, “para mí es una familia. Por suerte se nos pudo dar, fue un desahogo enorme, me la pasé gritando en la vuelta final”.

Sobre la carrera, destacó como un momento clave su disputa con Franco De Benedictis, quien lo superó en largada. En una maniobra ajustada logró superarlo y desde ese entonces fue tejiendo su victoria. “Luego de dejar pasar a Franco –reconstruyo- tomamos un ritmo demoledor. Con las últimas dos vueltas en la punta, no me pude escapar porque ya habíamos quemado todas las naves”.

El joven no corría oficialmente hace un año y medio, más allá de una invitación en el Turismo Pista. Por eso, su triunfo es aún más destacable. Sobre su regreso, recordó: “Fue de un día para el otro, me llamó Javier Azar y me preguntó qué iba a hacer este año. Me dijo ‘quiero ir al Top Race y ganar la primera’, textual”.

Y agregó que el equipo “tiene gente de primerísimo nivel, con su profesionalismo se logró que caigamos bien parados de entrada”. No obstante, fue cauteloso al afirmar que “vamos a ir paso a paso, evaluando el presupuesto. Quiero cumplir y retribuir la confianza que me están dando”.

Perlo confesó que, a pesar de su inactividad “nunca me dejé de sentir piloto, pero la inactividad te lleva a perder confianza”, añadiendo que “lo que uno aprendió difícilmente se olvide, es como andar en bicicleta. Arriba del auto sé que tuve falencias que quizás fueron de caprichoso”.

Por otra parte, tuvo unas palabras para su hermano Álvaro, quien actualmente también atraviesa un período debajo del auto: “Es una injusticia total que un piloto con Álvaro no pueda mostrar las condiciones que tiene para manejar un auto de carrera. Tiene una proyección enorme, muchas ganas y entusiasmo por volver”.

 

 

 

 

 

2
2
Comentarios Libres