Se despidió del 2017

Nueva era, derrota injusta

Real Pilar cayó 1-0 ante Lugano en el debut de Rodolfo Depaoli como DT. Generó varias chances claras pero no supo definir. Llegó el momento de la renovación.

Nueva era, derrota injusta

(fredy Caballero). Rodolfo Depaoli se lamenta ante una de las varias chances desperdiciadas.

Real Pilar volvió a sufrir la falta de gol y en el debut de Rodolfo Depaoli como técnico, cayó por la mínima diferencia frente a Lugano en el Carlo Barraza. El marcador final no refleja la realidad que tuvo el trámite del partido, pero sí la sequía que mantiene el Monarca, que ayer generó al menos cinco situaciones claras de gol, pero no supo concretarlas.
El encuentro comenzó con el local volcado al ataque desde que movió de la mitad de la cancha y un Lugano que resistía los embates y la presión de un Real Pilar que no le daba respiro.
Pero a los 5 minutos se produjo la primera llegada del naranja. Córner que dejó muchas dudas, centro cerrado  que llegó desde la izquierda de los pies de Sebastián Fiorentino. El arquero Juan Pablo Ghiglione pareció confiarse en que terminaba en saque de arco, pero por el segundo palo apareció Gabriel Toloza, que con un frentazo certero la empujó a la red.
Los 40 minutos restantes de la primera parte, fueron de un dominio notable del conjunto del relator. Al minuto del gol, Leonel Ybarra sacó de chilena y en la línea, una pelota que Alejo Binaghi cabeceó de pique al piso y superó la humanidad del arquero Mariano Romero.
Otra: un tiro muy cercano del propio Binaghi que de chilena quiso sorprender al guardametas, pero el balón pegó en la cara externa de la red. La más clara: una mala definición en los pies de Damián Achucarro, que desperdició un mano a mano con el arquero visitante Romero. Ivo Villarreal le tiró la pelota entre los centrales y Achucarro comenzó una carrera que terminó cara a cara con el 1
ya jugado, pero la pelota se fue ancha y el lamento recorrió todo el terreno de juego y llegó hasta el banco. Así, la primera parte cerró con un Real Pilar superior en el campo de juego, pero abajo en el resultado.
El complemento se dio de la misma manera, el Monarca tuvo las más claras en los pies de Tiago Grandis desde afuera del área que en dos tiempos tapó Romero; un desborde de Axel Bordón que nadie pudo empujar; una más del lateral derecho a quien el balón le quedó boyando en el área y la tiró apenas arriba; y un rebote de Romero que Villarreal no alcanzó a conectar.
Una infantil reacción de Miguel Almada, a los 22 minutos del segundo período, dejó con 10 a Real Pilar y le complicó el partido. Se le sumaron las lesiones de Rodrigo Díaz y Javier Páez, cuando ya Depaoli había agotado los cambios.
A pesar de haber terminado en inferioridad numérica y con un Lugano que se adelantó y exigió a Ghiglione, el Monarca siguió llegando, pero en el fútbol se gana con goles y el equipo pilarense no los tiene. Está antepenúltimo en las posiciones y en zona de desafiliación. Se viene el receso y los recambios, para arrancar en febrero con un equipo a gusto de Depaoli. 


 

Posiciones
En el otro partido disputado ayer, Centro Español y Argentino de Merlo igualaron 1 a 1. La fecha se completa el fin de semana y las posiciones con las siguientes: Arenas 30; Argentino (M) 27; Ballester y Lamadrid 26; Centro Español y Liniers 24; Argentino (R), Paraguayo y Lugano 20; Atlas 18; Puerto Nuevo y Juventud Unida 16; Claypole 15; Real Pilar 14; Yupanqui 10 y Muñiz. El equipo de Pilar cayó en zona de desafiliación. 
 

Galería de fotos
5
3
Comentarios Libres