Boxeo

Licencia para soñar

Elías Haedo dejó el mundo amateur y se hizo profesional. “Llega la segunda etapa de mi vida en la que voy a tratar de ser campeón”, describió. Sigue entrenando con Enrique Ferreiro.

Licencia para soñar

PROFESIONAL. Haedo y la certificación de la Federación Argentina de Boxeo.


POR WALTER CRICRÍ
w.cricri@pilaradiario.com

El cambio de año será también un desafío y un mundo nuevo que se abre en la carrera de Elías Haedo como promesa del boxeo argentino.
El púgil de San Alejo dejó atrás la etapa de amateur y ya tiene la licencia para ser profesional. En enero de 2018 espera poder hacer su bautismo entre los rentados para poder cristalizar una de sus grandes ilusiones.
“Tengo unas ganas tremendas de pelear. Estoy en el peso. Estoy esperando que pasen las fiestas para en enero arrancar a pelear y dedicarme plenamente al boxeo”, confió Elías en charla con El Diario.
Hace dos semanas que realizó los trámites en la Federación Argentina de Boxeo (FAB) y todos los resultados de los estudios médicos, como las estadísticas de su currículum fueron aprobadas.
“Ahora hay que empezar a prepararse bien para ser profesional. Ojalá me vaya tan bien como fue en mi carrera amateur”, se ilusiona Haedo.
“Todos los días entreno. Salgo a correr. Siempre concentrado en pelear”, el pupilo de Enrique Ferreiro en el gimnasio de San Alejo y que mantendrá a Bartol Box como su representante. Entre los tres decidirán los pasos a seguir en esta incipiente carrera profesional en la que sueña llegar lejos.
Haedo tuvo una oportunidad de pelear en la categoría 67 kilos, pero la desechó. Su objetivo es competir en los 63,500, de los Súper Ligeros.
“No queremos regalar nada, ni en la balanza. Comenzar en Súper Ligeros es en la que voy a andar bien. Puedo imponer mi velocidad”, describió Elías.

El 2017
“El año que termina me fue muy bien. Se me fueron abriendo muchas puertas en el mundo del boxeo. Estoy recolectando ahora todo el sacrificio que hice desde que empecé en el boxeo a los 14 años”, asegura Elías.
“Todo me lo gané gracias a mi esfuerzo, entrenando. Tengo apoyo porque saben la clase de persona que soy. Yo quiero entrenar para salir adelante. Ahora que me toca ser profesional, llega lo mejor”, confía en sus fortalezas.
“Pasé la primera etapa de mi vida. Ahora llega la segunda en la que voy a tratar de ser campeón argentino, como mínimo. Siempre pensando en ir por más”, aclara.
“Hay mucha gente que me apoya, que quiere ayudar. Es lo mejor. Cierro el año muy contento por todas las cosas que me pasaron”, reafirmó.

Esfuerzo
“Estamos entrenando un poco más. Corriendo casi el doble que antes, haciendo bici. Trabajamos más la velocidad, entrar y salir. La potencia y varios elementos que se van agregando”, describió de su preparación para desembarcar entre los profesionales.
“Siempre entrené mucho y ahora es un poco más. También cuidándome con la comida porque en cualquier momento puede salir una pelea en Mendoza, Formosa o donde sea y tengo que estar listo para salir al ring”, anticipa.
“Si uno se lo propone, llega. No fue fácil, pero desde chico que perseguí este sueño. Siempre quise ser profesional. Ahora quiero ser campeón”, sentenció Elías con la misma seguridad que muestra arriba del cuadrilátero.
“Eso es lo que me motiva para entrenar o si estoy mal por algo, descargo en el entrenamiento. Gracias a Dios hoy tengo mucha gente que me ayuda y me da tranquilidad para poder dedicarme al boxeo”, concluyó.
Haedo ya tiene licencia para soñar con un futuro de grandeza dentro del boxeo. Y asegura que se va a preparar para que se haga realidad. 


El amateur 
Elías Haedo cierra su etapa de amateur con 30 peleas, en las que logró 26 triunfos (5 KO), 2 derrotas por puntos y 2 empates.


“No fue fácil, pero desde chico que perseguí este sueño. Siempre quise ser profesional. Ahora quiero ser campeón.”

Elías Haedo

Comentarios Libres