ALERTA

Tosqueras, el peligro de cada verano

La muerte de un policía, ahogado en una cantera, suma a una larga lista de fatalidades. El bombero Leonardo Silva, experto en rescates, explicó dónde radican las claves del riesgo.

Tosqueras, el peligro de cada verano

RESCATE. Silva, con uno de los perros entrenados en rescate.

Cada, verano, las tosqueras aparecen como oasis en los que apaciguar el calor. Una opción tan tentadora como mortal. 
Año a año, estos espejos de agua que quedan donde hubo una cantera de tosca, se cobran la vida de personas que fueron a buscar un poco de diversión. Tanto jóvenes e inexpertos, como nadadores experimentados, como policía Javier Beker (23), que murió ahogado la semana pasada (ver aparte).
Leonardo Silva,  ayudante principal en  Bomberos Voluntarios de Pilar con una vasta experiencia en rescates, señaló que el peligro de las tosqueras radica, principalmente, en la profundidad. “Son canteras en las que se les ha retirado tierra. En el fondo, por lo general, hay restos de coches y chatarra donde se pueden producir enganches. En este último caso, tengo entendido que fue un enredo con algas”, dijo.
Otro peligro de las bases de barro es que al tirarse de clavado quedan “chupados”. No hay mayor misterio, es un mito que se generan remolinos en las tosqueras. 
- ¿Cuáles son las principales causas?
- Básicamente, la impericia de las personas. Por un lado, la gente se confía y cree que hay orilla donde hacer pie. Otra causa, la falta de uso de equipos de seguridad. Lo peor es que mucha gente accede clandestinamente a tosqueras y lagunas artificiales que pertenecen a campos privados. 
- ¿Dónde se ubican las principales tosqueras en Pilar?
- Hay muchas. Están en Carabassa, La Lomita, otras en la zona del Parque Industrial, la de la ex Fábrica Militar en el barrio Pellegrini. También hay otras más en  Villa Rosa y Manzanares.
- ¿Cómo es un protocolo de rescate?
- Inmediatamente se van con las embarcaciones  hasta la zona y se comienza con la búsqueda. Luego, se convocan a los buzos para que hagan lo suyo en las profundidades. Pasadas las 24-48 horas, cuando puede haber indicios de aromas, se utilizan los perros de rescates.

Antecedentes
• En diciembre del año pasado, un hombre de 83 años murió en la laguna de un barrio privado ubicado en el barrio Loma Linda de la localidad de Villa Rosa al intentar tomar un baño. 
• Otra recordado caso ocurrió en diciembre de 2014, cuando un joven de 14 años murió al caer en una cava de 4 metros de profundidad en un predio privado ubicado entre el barrio Nuevo y El Triángulo de Presidente Derqui.
• En diciembre de 2013, falleció otro joven de 13 años en una laguna producto de una cava en la construcción de un barrio privado. Había ido a con dos amigos a jugar al predio y ante las altas temperaturas se lanzaron al agua y fue “tragado”. 
 

Comentarios Libres