SE CONFORMÓ UNA MESA VECINAL

Zelaya teme quedar aislado por el estado de las calles

El acceso principal está muy deteriorado y peligra el servicio de colectivos. También reclaman por el mantenimiento del resto de las calles.

Zelaya teme quedar aislado por el estado de las calles

COMPLICADO. Un colectivo trata de evitar los pozos del acceso a Zelaya.

Vecinos de los diferentes barrios de la localidad de Zelaya aunaron fuerzas en una mesa vecinal común con el fin de darle fuerza a sus reclamos. Afectados por el deterioro de las calles, piden mejoras en los accesos a la localidad y el mantenimiento de los caminos de tierra.
“Estamos desamparados como localidad, hay un gran abandono”, explicó Luciana Migueiz, vecina y presidenta de la Sociedad de Fomento de Zelaya, para graficar la situación actual del lugar. Si bien siempre se sintieron postergados por los distintos gobiernos municipales, en la gestión anterior pasaban las máquinas que hacían transitables calles y caminos pero “ahora la situación empeoró”.
Desde la mesa vecinal están pidiendo arreglar los accesos principales que conectan Zelaya con otras localidades y distritos. De no tener respuesta, existe el riesgo de que la línea de colectivos 520 deje de transitar ante la posibilidad de dañar las unidades. Así mismo, el paso de ambulancias y la labor de los bomberos se ven entorpecidos por el estado actual de los caminos. “Corremos el riesgo de quedar aislados”, expresó Migueiz ante el panorama que viven.
Situación particular es la de la calle Patricios que los vincula con la localidad de Villa Rosa: se trata de un camino que estaba asfaltada y que necesitaba mejoras. Iniciaron una obra y levantaron el pavimento, pero la cubrieron con tosca. “No podemos hablar de pozos, sino de cráteres de 40 centímetros”, especificó la integrante de la mesa vecinal sobre el estado actual del camino.
Por otro lado, el enojo de los zelayenses al ver que asfaltaron una calle que conecta el country Pilar del Este con otros barrios hace sentir desamparados a los nativos. “Sentimos que las inversiones que hay en Zelaya no son para el pueblo”, manifestó Migueiz.
Del lado de la Municipalidad, tuvieron una reunión con el intendente Nicolás Ducoté en que les planteó que se pongan de acuerdo en las calles que querían asfaltar y la prioridad. Ahora, están a la espera de un cronograma de obras para la localidad.

Mesa vecinal
Entre los logros de la mesa vecinal está la firma de un acuerdo hídrico con la empresa constructora Eidico, quien desarrolla emprendimientos inmobiliarios. Mediante una mesa de diálogo, acordaron realizar obras para disminuir el impacto ambiental y así evitar que Zelaya se inunde, fenómeno que antes de las nuevas edificaciones no ocurría.
Ahora, se han planteado dos metas fuertes. Por un lado, las obras en calles y caminos, por el otro, la mejora del transporte público que conecta Zelaya con Escobar. Los vecinos denuncian el incumplimiento de frecuencias y horarios por parte de la línea 276. También piden extender el servicio más allá de las 22, principalmente por los alumnos que concurren a la escuela técnica y salen después de esa hora. Las intenciones de los vecinos es mejorar las condiciones actuales o incorporar una nueva línea de colectivos. 


Identidad 
Otro de los puntos en el que trabaja la mesa vecinal es en la identidad. Al verse rodeados de emprendimientos inmobiliarios privados temen perder su origen de pueblo. Por eso, para la próxima reunión (programada para el sábado 24 de febrero a las 11 en la Sociedad de Fomento), convocaron a representantes de countries y barrios cerrados a que se sumen a trabajar por el Zelaya de todos.

13
4
Comentarios Libres