LA LONJA

Vecinos pasaron dos noches sin dormir por una fiesta electrónica

La música comenzó el sábado a la tarde y hasta ayer no había cesado. No tuvieron respuesta de la policía ni el Municipio.

Vecinos pasaron dos noches sin dormir por una fiesta electrónica

No hay que recurrir a las estadísticas para saber que los famosos “ruidos molestos” son una de las mayores causas de peleas vecinales. Y, cuando esos ruidos molestos se traducen en una fiesta electrónica de más de dos días, el malestar se potencia.
Esto es lo que debieron sufrir durante el fin de semana largo los vecinos de La Lonja que, cansados de reclamar a las autoridades municipales para no obtener respuesta, decidieron comunicarse con los medios para visibilizar su problema. En diálogo con El Diario, Cristina, vecina del lugar explicó: “el sábado a las cinco y media de la tarde empezó a sonar la música, le comenté a mi hija que me dijo ‘debe haber una fiesta electrónica’ pero bueno, hasta ahí como era temprano nos quedamos tranquilos”.
Pero las horas siguieron pasando, y el volumen de la música no cesó. Y lo que tampoco cesó fue la indignación de los vecinos: “A las 3 y media de la madrugada ya sin poder dormir, mi enojo empezó a ser cada vez mayor. Se supone que hay una reglamentación que estipula un horario determinado para este tipo de fiestas en zonas residenciales”, acotó una de las damnificadas.
El tic tac del reloj siguió su curso, hasta que llegó la mañana del domingo,  y la mujer decidió comunicarse con el destacamento policial de la localidad pero, para su sorpresa e irritación, no pudieron satisfacer su demanda. “Me dijeron que sin una orden de allanamiento no podían hacer nada y, que en todo caso, les pase la dirección exacta del lugar, cosa que hice”, detalló.
Los efectivos policiales arribaron a la casaquinta, ubicada en El Ombú y Los Pinos, y solicitaron que bajen el volumen de la música. Pero, ¿qué pasó?: a los veinte minutos de la partida de la policía, otra vez el volumen alto y la tan poco tranquila música electrónica, nuevamente aturdiendo a los vecinos.
Agotada y enojada, la mujer optó por llamar a la Municipalidad y tuvo otra sorpresa: “Me atendió una grabación diciéndome que se iban a comunicar a la brevedad, se ve que tenemos que esperar hasta el miércoles para que nos atiendan, pero qué pasa si tenés un problema un día feriado o durante el fin de semana”, se preguntó.
Hacia la tarde de ayer  la música seguía sonando, y los vecinos, sin poder descansar. “Lamento que no haya funcionarios a la altura de las circunstancias y que la gente que vive en ese lugar, que nosotros no conocemos, no tengan el respeto de al menos acondicionar el lugar si quieren hacer una fiesta, para no molestar a sus vecinos”, concluyó. 

6
86
Comentarios Libres
  1. grafico
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #3
    grafico
  2. Ojala no vuelva a pasar, miren si un loco abre fuego con una ametralladora comprada en mercado negro o usa granadas y sucumben menores, mujeres, niñitas,... en un ataque de locura temporal debido a una emocion violenta premeditada exaltada ante esa circunstamcoa de barullos y molestias que podrian provocar una masacre de dimensiones biblicas.
  3. grafico
    Pablo Andrés | 13/02/2018 | 21:02
    Responder (0)
    Pos. (1) Neg. (0)
    #2
    grafico
  4. Un hachazo al medidor y no joden mas. LAs autoridades ns abandonan en estos casos porque estan arreglados de antemano.
  5. grafico
    Ricardo | 13/02/2018 | 19:53
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  6. No hay funcionarios a la altura de las circunstancias, una gran realidad. Otra es que hay que tener permiso municipal para hacer fiestas electrónicas y obviamente estas no pueden hacerse en lugares residenciales. No es necesaria una orden de allanamiento sinó simplemente un poco de vocación de servicio. Es evidente que los que organizan estas fiestas cuentan con impunidad ya que no se entiende. Luego cuando el título de la nota es UN VECINO MATO A OTRO... tampoco se entiende, bueno es sencillo, basta con ponerse en lugar del damnificado.