RECLAMO A LA UOM

Tiene parálisis cerebral y está postrado hace un mes

Diego tiene 19 años y la obra social no le provee la silla que necesita para mantener su cuerpo erguido. “Lo que le están haciendo es inhumano”, aseguró Alba, su mamá.

Tiene parálisis cerebral y está postrado hace un mes

PEDIDO. Diego, con su silla. Sin esa ayuda, no puede movilizarse.

Con parálisis cerebral y un 98% de discapacidad, Diego necesita un aparato bipedestador para poder mantener su cuerpo erguido. La UOM que es la obra social de Alba, su madre, debería proveérsela, pero hace más de un mes que el joven se encuentra postrado porque la silla sigue sin llegar.
Para poder mantener una vida normal, dentro de lo complejo de su situación, Diego necesita de este aparato que es lo único que le permite al joven de 19 años poder movilizarse.
El drama comenzó hace un mes. El adolescente estaba en el colegio cuando a la silla en la que se trasladaba, y que había sido provista por un profesor, se le salió una rueda y se cayó; desde ese momento se encuentra postrado en una cama a la espera de que el brinden un aparato nuevo.
La UOM (obra social que nuclea a los metalúrgicos), contempla como parte de la cobertura una silla de estas características pero, a pesar de las constantes reclamas de Alba, continúan sin proveérsela y cada día que pasa es una agonía tanto para ella que sufre al ver a su hijo sin poder salir de la cama, como para Diego, que se encuentra encerrado entre cuatro paredes sin ver la luz del sol.
Consultada por el programa de radio Materia Prima (FM Plaza), Alba contó que, además del problema de la silla, hay otras cuestiones de las cuales la obra social no se está haciendo cargo: "Hace más de un año no pagan el colegio, que también es el centro terapéutico en el cual mi hijo rehabilita una vez por semana, y ayer lo suspendieron debido a la mora por lo cual aun teniendo la silla, Diego por ahora no puede volver a sus actividades”, apuntó.
En suma, la obra social no estaría asumiendo los gastos de la silla, del centro terapéutico, de los traslados ni de la enfermera que debería cuidar del joven para que Alba, que es madre soltera, pueda salir a trabajar.
"Mi hijo la está pasando mal, es inhumano lo que nos están haciendo porque la obra social se está pagando entonces no hay razón para que no le den la silla”, expresó desconsolada la madre quien reconoció que el costo del aparato es elevado, unos 100 mil pesos, pero está contemplado en su cobertura.
La lista de reclamos realizados es infinita: llamados a la obra social, a la Superintendencia de salud e incluso cartas documento. La respuesta es siempre la misma, que vuelva a llamar. Mientras tanto el tiempo pasa, el problema sigue sin solución, y Diego continúa sin poder salir de su cama. 

"Mi hijo la está pasando mal, es inhumano lo que nos están haciendo.”
ALBA.
20
3
Comentarios Libres
  1. grafico
    Dios quiera que te ayuden | 21/04/2017 | 16:11
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #2
    grafico
  2. Ojalá el polo tecnologico de la Universidad se ponga a investigar el caso y a realizar el aparato en conjunto con ingenieros medicos del H. Austral. Bueno, Que Dios lo ayude.
  3. grafico
    Alicia Beatriz Perez | 20/04/2017 | 12:23
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  4. Es increíble que los que pueden hacer algo, miren para otro lado. Sólo los que tienen personas discapacitadas en su flia. saben lo que se siente y se sufre.