Piden ayuda para un menor con parálisis cerebral

Martín tiene 14 años y desde el 28 de julio se encuentra internado en una clínica del centro porteño. Su padre, Ramón, denuncia que no lo quieren recibir en ningún centro terapéutico.

Piden ayuda para un menor con parálisis cerebral

Martín Benítez tiene 14 años y a raíz de un accidente, al año y medio de vida quedó con parálisis cerebral del lado derecho. Producto de esta patología sufre de convulsiones y tiene retraso madurativo severo, por lo cual necesita apoyo terapéutico y médico constante.

Ramón, su padre, es el único adulto responsable del niño ya que su mamá lo abandonó cuando tenía solo cinco años y como debe salir a trabajar todos los días, necesita que lo reciban en un centro terapéutico acorde a los problemas que padece, pero hace varios meses que lo único que recibe ante las solicitudes de inscripción, son negativas.

“Estuvo en un centro terapéutico de La Loma, y un día volvió golpeado por lo que fui a preguntar qué había pasado, hasta hablé con la directora y no supieron darme una respuesta. Al día siguiente, cuando el remis fue a llevarlo, le informaron que ya no lo aceptaban más en la institución”, contó el padre del adolescente que, por este motivo, realizó una demanda aunque “quedó en la nada”.

Después de esta situación, se acercó a un centro de Villa Rosa en donde recibieron a Martín. “En este caso yo no podía verlo por tres meses por una cuestión de adaptación, pero a dos meses de que ingrese me llamaron avisándome que estaba internado en el Hospital Falcón porque había tenido convulsiones mientras comía”, explicó Ramón. “Cuando lo fui a ver también tenía golpes”, agregó.

Después del episodio, en este centro terapéutico le comunicaron que no podían seguir recibiendo a Martín “porque no tenían los especialistas necesarios para cuidar a alguien con la patología de mi hijo, cuando ellos estaban al tanto de lo que padecía porque se le entregó el certificado de discapacidad donde detalla los problemas que él tiene”.

Para ese entonces, Martín con 14 años pesaba 33 kilos, por lo cual debió ser internado en la clínica Franchín, de la ciudad porteña de Once, en donde se encuentra desde el 28 de julio. Aunque su padre quiere sacarlo de ahí “porque está encerrado en cuatro paredes”, en todos los centros de rehabilitación en los cual pidió que lo reciban, se negaron a hacerlo.

“Tengo que trabajar todo el día, todos los días. Hoy por hoy no tengo mi propia casa, vivo en Villa Astolfi, en lo de mi mujer, y la verdad es que necesito que mi hijo reciba apoyo médico y terapéutico que yo no le puedo dar. Me encantaría tenerlo conmigo, pero él necesita de un entorno en el cual lo acompañen todo el tiempo”.

Hoy por hoy, Ramón le paga a una mujer para que esté acompañándolo durante el día en su internación. Un costo del cual debe hacerse cargo él porque “la obra social no me lo cubre”.

Ante la situación desesperante de que ninguna institución quiera abrirle las puertas a su hijo, el hombre se comunicó a través de la red social Facebook con el intendente. La respuesta que obtuvo fue la siguiente: “Si tiene obra social, nosotros no podemos hacer nada”.

El tiempo pasa, y Martín sigue en una cama de hospital, esperando que su papá reciba una respuesta positiva.

 

 

 

6
4

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
9% Esperanza
57% Bronca
19% Tristeza
4% Incertidumbre
9% Indiferencia
Comentarios Libres
  1. grafico
    y el Gobierno para que está? | 04/12/2017 | 12:59
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  2. Ojlá los concejales del futbol para todo, y los que hacian tanta campaña ahora que un miembro de la sociedad los necesita enserio, hagan algo al respecto.