Marcharon para pedir justicia por la muerte de una menor

María Sol Laborde tenía 16 años y falleció hace cuatro meses, a los pocos días de dar a luz. Esta mañana familiares y amigos se movilizaron en la plaza 12 de Octubre. Y apuntaron al Hospital Meisner.

Marcharon para pedir justicia por la muerte de una menor

Familiares y amigos de María Sol Laborde, adolescente de 16 años que falleció hace cuatro meses después de tres días de dar a luz en la Maternidad Meinser, marcharon esta mañana, pasadas las 11, para exigir respuestas por la muerte de la menor. De acuerdo a lo que expresó su hermano Juan, María Sol murió tras la mala aplicación de una medicación, mientras esperaba el alta médica tras el parto.

“La muerte de Sol se dio porque la mediación que tenía que bajar en 12 horas, lo hizo en 22 minutos.  Hasta la misma enfermera puede dar cuenta de eso, de hecho la maltrató a mi hermana acusándola de que había tocado algo”, explicó Juan. “El suero supuestamente tenía Diclofenac, Buscapina y Betametasona y se lo aplicaron por un dolor abdominal que tenía, cuando ya estaba lista para que le den el alta”.

Como la menor comenzó a tener picazón en todo el cuerpo y el dolor abdominal empeoraba, en la Maternidad le realizaron una ecografía para descartar un problema vesicular: “en esa ecografía los médicos no vieron nada, pero mi hermana no paraba de decirle a mi mamá que le quemaba todo por dentro”.

Ante el empeoramiento del cuadro, María Sol fue trasladada al Hospital Sanguinetti, adonde llegó “con muchas ronchas”. Allí le practicaron una nueva ecografía y luego un estudio intravaginal más específico, pero los profesionales de este nosocomio “tampoco encontraron nada, solo mucho líquido”.

Cuando la estaban por volver a trasladar al Meisner, la joven sufrió una descompensación y debió ser sometida a una cirugía de urgencia por la inflamación de su abdomen. “El médico que la operó nos dijo que en su carrera nunca había visto un líquido que tuviera ese aspecto y olor. Además, debieron extirparle el bazo y el apéndice y tenía los intestinos todos quemados, como si fuera un cable”, acotó el hermano de la joven. La cirugía fue un domingo por la tarde, y los médicos que la atendieron definieron volver a someterla a una intervención quirúrgica el miércoles para lograr ver si podían encontrar la raíz del problema, pero en la madrugada del lunes, María Sol falleció.

Este fue el motivo por el cual los familiares y amigos de María Sol volvieron a reunirse esta mañana, después de las 11, en la plaza 12 de Octubre. “Al cuerpo de mi hermana se le practicó una autopsia pero de cualquier manera nadie nos dio una explicación”, manifestó el hermano. “El bebé está muy bien, está con el papá y también se queda con mi mamá”, cerró. 

 

 

 

2
14

Valorar esta noticia

6% Satisfacción
3% Esperanza
65% Bronca
24% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres