PIDEN RESPUESTAS OFICIALES

Ecologistas atribuyen a químicos la nueva mortandad de peces

Aparecieron el fin de semana y creen que se debe a alguna sustancia que arrojaron río arriba. Temen por los efectos sobre los vecinos de barrios linderos y de los pescadores.

Ecologistas atribuyen a químicos la nueva mortandad de peces

CONTAMINADOS. Una vez más la postal de fin de año se repite en el Luján.

Ambientalistas volvieron a mostrarse preocupados por la mortandad de peces en el río Luján el último fin de semana, y apuntaron a químicos arrojados aguas arriba dentro del distrito. A diferencia de las matanzas anteriores, que creen fueron provocadas de la misma manera, esta vez son varias las especie encontradas y no solo sábalos como solía suceder.
En tanto, la preocupación sobrepasa lo ocurrido con los peces ya que apunta a las consecuencias que la contaminación que provocó sus muertes puede conllevar a los vecinos de barrios linderos al cauce, e incluso a quienes pescan y los consumen.
Además, los cientos de animales muertos, aparecieron aguas arriba antes de llegar al puente de la autovía Pilar-Pergamino, cuando en las veces anteriores, esto se daba metros después de que el río atraviesa el Parque Industrial de Pilar.
“Es evidente que se cae la teoría de que hace mucho calor y el agua no tiene oxígeno, porque el río no está bajo, sino que por el contrario, con la lluvia de los últimos días”, aseguró la ecologista y miembro de la Reserva Natural de Pilar, Graciela Capodoglio.
“Lamentablemente de 15 años que tengo en la Reserva me animaría a decir que más de 10 tuvimos la misma situación y en la misma época del año”, aseguró la mujer, que agregó: “es durante los fines de semana previos a Navidad y Año Nuevo”.
En ese sentido Capodoglio explicó que una situación como esta la puede generar el vuelco en grandes cantidades de amoníaco, ácido e incluso cloro o lavandina. Los ecologistas creen la coincidencia en fechas, podría darse con alguna empresa que aproveche los feriados festivos para realizar limpieza con químicos de ese tipo.
Incluso esta vez, por el lugar desde donde comenzaron a hallarse los peces, no descartan que en algún campo hayan utilizado agroquímicos y la lluvia los hizo llegar hasta el río.

Consecuencias
El sábado último un grupo de pescadores encontró una gran cantidad de peces muertos que aparecieron flotando en el río Luján e hicieron públicas esas imágenes a través de las redes sociales.
A esa preocupación se sumaron los ecologistas, que además señalaron que tanto esos pescadores como los vecinos linderos al río, pueden verse afectados por la contaminación que mató a los peces.
“Esta vez fue más fuerte, porque además de sábalos hay muchas otras especies, como el bagre que es mucho más difícil que lo afecte”, explicó Capodoglio y señaló: “la gente que pesca y consume ese pescado, que todavía está vivo pero que guarda esos contaminantes en su grasa, está contaminándose también al comerlos y se verán afectados a largo plazo”.
La ecologista explicó que es como enfermarse en cuotas, ya que al consumir el pescado contaminado, el cuerpo humano guarda esos tóxicos en la grasa y generan consecuencias en el futuro.
Mientras que remarcó que debe ser el Estado quien encuentre al culpable de lo ocurrido: “se tienen que tomar muestras de todos los vuelcos que haya desde más arriba de la aparición de los peces muertos”, señaló.
“Hoy en la Reserva hay manchones de decenas de peces muertos flotando y a pesar de que el río está alto, tiene poco oxígeno”, relató y cerró: “sabemos que es dentro del distrito, porque nos comunicamos con gente de Luján y ellos no tienen peces muertos”. 


“A diferencia del Riachuelo y el Reconquista, el río Luján está vivo, pero si no lo cuidamos, en poco tiempo tendremos un nuevo Riachuelo en Pilar”. GRACIELA CAPODOGLIO.
 

4
13
Comentarios Libres