OCURRIÓ EL VIERNES A LA NOCHE EN VILLA ROSA

Murió la mujer y confirman que conductor estaba ebrio

Con su camioneta, chocó a una moto y escapó. Después atropelló a una mujer, que murió en el hospital, que iba con su hija. Tenía tres veces más de alcohol del permitido.

Murió la mujer y confirman que conductor estaba ebrio

CAMIONETA. La Toyota Hilux que conducía el jardinero de 35 años.

Un jardinero de 35 años de edad fue detenido en la noche del viernes luego de protagonizar dos accidentes en menos de 1.500 metros, ambos sobre la ruta 25, en Villa Rosa. Fuentes policiales informaron que el primero de los hechos se produjo en el límite entre Villa Rosa y Matheu, donde el conductor, identificado como Julio Tula, con domicilio en Presidente Derqui, embistió con su Toyota Hilux (patente LQK 976) a un moto, provocando heridas leves en sus dos ocupantes. Tras el impacto, el conductor escapó del lugar, mientras que los heridos, abandonaron la moto para ir por sus propios medios hasta un centro asistencial.
Poco después, cuando apenas habían pasado cinco minutos de las 21, el mismo conductor embistió a una mujer de 40 años, identificada como Karina Moyano, y a su hija Magalí de 12 que caminaban por la banquina de la misma ruta. Este segundo accidente se produjo en Ruta 25 y la calle Calcagno, a metros de la entrada del country Pilar del Este.
Ambas fueron trasladadas al Hospital Sanguinetti de Pilar donde los médicos constataron que habían sufrido politraumatismos. La madre tuvo que ser operada de urgencia ya que presentaba lesiones internas en un pulmón pero lamentablemente falleció producto de las lesiones y una hemorragia interna. La menor, por su parte, fue derivada al Hospital Falcón y más tarde trasladada a una clínica privada de Martín Coronado (Tres de Febrero). La menor está fuera de peligro, sufrió contusiones y  politraumatismos varios y en las próximas horas será intervenida quirúrgicamente de una fractura expuesta de una de sus muñecas.
En tanto el conductor, también fue derivado al nosocomio del centro de Pilar. Tras el accidente, debió ser retirado del lugar ya que comenzó a reunirse un grupo de personas que empezaron a insultarlo, sobre todo, porque ambas víctimas son vecinas de la zona.
En las últimas horas del viernes Tula, vecino del barrio Monterrey, fue trasladado a la Comisaría 6ª de Villa Rosa, donde se le realizó el test de alcoholemia, arrojando que tenía 2,06 miligramos de alcohol en sangre, cuando el máximo permitido por la ley es de 0,50. Ayer se negó a declarar ante el fiscal Martín Otero de la UFI Nº1 de Pilar y continuará detenido. La causa fue recaratulada como "Homicidio simple con dolo eventual y tentativa de homicidio".

En tanto, los motoqueros chocados por Tula con anterioridad al accidente fatal, son un hombre de 45 años (que iba por la ruta 25 hacia Pilar) y su hijastra de 14 años. Fueron embestidos desde atrás y despedidos a un costado del camino. Recibieron golpes y escoriaciones múltiples y por sus propios medios se dirigieron a curarse a la sala de Matheu, dejando la moto tirada.

Dos casos 
Con este nuevo accidente fatal, son dos las mujeres fallecieron en rutas de Pilar por la misma causa: atropelladas por conductores que manejaban alcoholizados. El primero de ellos ya está libre, aunque continúa imputado.
Karina Soledad Moyano era miembro de una familia muy conocida en Villa Rosa. Trabajaba en el Círculo Médico de Pilar y era madre de tres hijos. Precisamente, al momento del accidente estaba acompañada por su hija de 12 años, quien continúa internada en el Hospital Castex, de San Martín.
Por otra parte, luego de una semana de internación, el 26 de noviembre murió Érika Perezlindo, agente de la Policía Local de 25 años y madre de dos nenas. El hecho sucedió cerca de las 6.30 del domingo 19 de noviembre, a la altura del kilómetro 46,400 de Panamericana. Allí se había producido un choque entre tres autos (dos de los conductores dieron positivo en el control de alcoholemia), y la víctima había llegado minutos más tarde para ordenar el tránsito junto a un chofer de la Guardia Urbana, que también debió ser internado. Ambos estaban prestando colaboración cuando sorpresivamente un VW Gol a alta velocidad, conducido por Diego Gabriel González, esquivó el primer móvil e impactó de lleno contra los servidores públicos.
El pasado lunes, González recuperó su libertad, aunque sigue imputado por “homicidio culposo”, similar a los cargos que enfrenta Tula por el hecho que protagonizó antes de ayer.
La autopsia del cuerpo de Moyano que debía realizarse ayer al mediodía en la morgue de San Fernando, fue suspendida porque el único médico que está de turno tuvo problemas familiares, por lo que se realizaría hoy a las 11. Luego el cuerpo será entregado a sus familiares para que pueda ser velado. 

Comentarios Libres
  1. grafico
    ez | 18/12/2017 | 17:32
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  2. Los asesinos de ambas mujeres deben estrar presos !!!! Porque ya hay uno libre ?????? injusticia !!!!