Fiestas Patronales

Un nuevo encuentro de la Virgen del Pilar con su gente

Se llevó a cabo la tradicional procesión. Partió desde el cuartel de Bomberos Voluntarios, en Zeballos y ruta 8. Luego, el obispo encabezó la misa.

Con un recorrido inédito, en la tarde de hoy se llevó a cabo la procesión de la Virgen del Pilar, en el marco de las Fiestas Patronales. Alrededor de 200 vecinos participaron de la celebración, que culminó con una misa en la Parroquia Nuestra Señora del Pilar.

Habían pasado pocos minutos de las 18, cuando –con la llegada del cura párroco Jorge Ritacco- desde el nuevo cuartel de bomberos ubicado en ruta 8 y Zeballos partió el cortejo con la histórica imagen de la Virgen, montada sobre una autobomba.

El trayecto cubrió el tramo de Zeballos hasta su intersección con la calle Hipólito Yrigoyen, doblando allí a la izquierda. Luego de algunas cuadras, al llegar a la plaza 12 de Octubre se giró en Rivadavia y luego en Lorenzo López, llegando así a la entrada del templo luego de unos 50 minutos de caminata.

A su paso, la Virgen del Pilar era celebrada con cantos y el rezo del rosario, mientras vecinos que salían de sus casas o caminaban por la zona registraban la escena con sus teléfonos celulares.

Una vez que la columna llegó a la parroquia, la imagen fue llevada a su interior, donde fue recibida con los aplausos de los vecinos que la esperaban dentro del edificio.

En un recinto colmado (incluso un puñado siguió las acciones desde el atrio y la vereda), el obispo de la Diócesis Zárate-Campana, Pedro María Laxague, encabezó la misa, acompañado por un grupo de sacerdotes y diáconos consagrados.

A escasos metros, la imagen de la Virgen del Pilar ya estaba nuevamente en su casa, siendo contemplada por los vecinos que –una vez más- salieron a la calle a celebrar el evento más significativo del pueblo.

 

La nota completa, este viernes en El Diario Regional.

Galería de fotos
7
3

Valorar esta noticia

77% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
22% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres