Rinde homenaje al padre José Ramón

El museo parroquial reabrió sus puertas ante una multitud

Tras permanecer 8 años cerrado, esta noche se reinauguró en su sitio tradicional, junto a la iglesia. La sala contiene documentos y piezas religiosas que datan del origen del pueblo.

Luego de 8 años a puertas cerradas, esta noche se reinauguró el museo parroquial de Pilar, la institución que atesora documentos y piezas religiosas que se remontan al período fundacional de la ciudad. La sala fue reabierta anoche luego de la procesión por el día de la Virgen del Pilar, lleva el nombre "Padre José Ramón de la Villa” en homenaje al quien fuera párroco durante más de 30 años y está emplazada en su lugar tradicional, en el edificio anexo a la Parroquia del Pilar.

El lugar había permanecido cerrado desde 2009, año en el que se trasladó el museo histórico a la calle Tucumán. Hasta entonces, las raíces cívicas y religiosas de Pilar habían compartido edificio en la sala de la calle Belgrano al 700. Allí, a partir de hoy y gracias a la iniciativa del grupo "Amigos del museo”, tiene lugar la historia católica del distrito.

"Fue un proceso de 8 meses que llevó reabrir el museo, ya que la mayor parte del material que se exhibe ya estaba cuando se abrió en 2006. En 2009 el museo se cerró y ahora lo estamos reinaugurando; se agregaron otras piezas a la exposición y está representada la historia de Pilar. Acá están las raíces del pueblo”, expresó Mónica Otolengui, responsable del rearmado del museo junto con Silvia Villamagna y el grupo "Amigos del museo”.

"El nombre del museo es un reconocimiento al padre José Ramón, una persona muy importante para el pueblo y a quien le dedicamos varios sectores de la sala, incluyendo un repaso por todas las parroquias que fundó por los barrios de Pilar”, aportó Villamagna.

El acto de reinauguración se llevó a cabo luego de la misa por el día de la Virgen del Pilar y contó con la participación del intendente, Nicolás Ducoté. Tras el corte de cinta, un centenar de personas colmó la sala para apreciar sus tesoros, entre los que sobresalen el misal con el que se celebró la primera misa en Pilar (1856) y un armonio europeo de 1860.

Galería de fotos
4
0

Valorar esta noticia

28% Satisfacción
71% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres