Milagros Lay González

Una periodista con los planetas alineados

Fue la cara del hockey en TyCSports. Después de una crisis personal, eligió el camino de la astrología. Hoy reparte su vida entre el deporte y las cartas natales.

Una periodista con los planetas alineados

Con más de 20 años de trayectoria en el periodismo, la marplatense Milagros Lay González, desde hace dos décadas vecina de Pilar, se dio el lujo de trabajar rodeada de talentos. No solo por los co-equipers que supo tener, sino por los deportistas que pudo entrevistar y con los que, en algunos casos, llegó a entablar una relación, por ejemplo, Luciana Aymar.

A los 18 años, después de que por su cabeza pasara la idea de ser reportera gráfica de guerra, llegó a Buenos Aires para estudiar periodismo en la Universidad Católica Argentina (UCA), donde conoció personas que le dieron el empujón que necesitaba para comenzar su carrera profesional. Así, dos de sus compañeros, Carlos Guyot y Javier Benedit (ambos del diario La Nación), la invitaron a participar de un programa en la radio San Isidro Labrador, para que comentara los deportes de la zona.

Por esos días comenzó a trabajar en la revista Billiken, por recomendación de Alfredo Serra, quien además de haber sido su profesor, se desempeñaba como director General de Editorial Atlántida; una etapa que Milagros define como "muy divertida”.

Un día, Beto de Bianchetti (entrenador de hockey) le ofreció hacer "Ahora Hockey”, un programa íntegramente dedicado a ese deporte, en Cablevisión. Al poco tiempo, la contactaron de un canal que estaba naciendo. Nada más y nada menos que la señal deportiva TyCSports. De esta manera, ella y Beto mudaron el programa a una nueva casa y allí comenzó a ser parte de las grandes ligas.

Actualmente Milagros, junto a Fernando Bergel, Laura Méndez, Berta Sperber, Brian Bergel, Eugenia Cabrera, Andy Duca, Martín Lafuente y Mariano Biglia hace "Influencia C”, cada lunes a las 18 por FM Plaza 92.1. 

-Cuando comenzaste en TyC tenías 23 años. ¿Cómo asumiste esa responsabilidad de conducir un programa en un canal que estaba naciendo?

- Ir haciendo camino a medida que también nacía un canal fue algo espectacular, porque pude aprender un montón de cosas, tanto de las que hay que hacer, como también de las que no hay que hacer. Yo arranqué haciendo el programa de hockey y después un director me preguntó si me animaba a hacer tenis. De repente me vie teniendo una oportunidad en el deporte olímpico, que a mí me encanta, así que fue toda una experiencia increíble.

-Habiendo estudiado periodismo general, ¿en algún momento sentiste que no estabas preparada para afrontar el desafío de dedicarte al deporte?

- Creo que no importa si estudiás periodismo o periodismo deportivo, lo importante es que, a lo que te dediques, te dediques con pasión y, sobre todo, que tengas mucha información. Di clases en TEA y suele pasar que muchos arrancan periodismo deportivo porque son fanáticos del fútbol pero les preguntás quién es Germán Chiaraviglio y no tienen idea. Entonces, en el fondo, lo importante es que seas bueno y para eso, como dije antes, es importante informarse, no solo quedarse en saber cómo forman River o Boca, porque eso lo saben todos.

-Mencionaste que lo más importante es ser bueno y contaste que tus primeros pasos los diste a través de conocidos. ¿Son importantes los contactos?

-Cuando yo llegué acá no me conocía nadie, así que creo que tener contactos es importante y no lo es. Está bueno tener a alguien conocido y muchos me plantean que con contactos es más fácil. Pero la verdad es que primero tenés que ser bueno, porque si no, no llegás. El contacto se hace poniéndole garra, pasión y laburando muchas veces gratis. Armando tu propio blog, tu propia página, generando tu propio canal de YouTube, porque eso te va a dar algo importantísimo que es experiencia. En las radios en las que arranqué, no ganaba un centavo, es más, muchas veces ponía plata en viáticos y demás y eso fue lo que me abrió las puertas para que me empezaran a llamar. Creo que de eso se trata, de moverse, de no quedarse quieto y de, en caso de no tener contactos, salir a hacerlos, molestar y preguntar, que justamente es la pregunta la mejor herramienta que tenemos los periodistas.

-¿Y fue difícil como mujer insertarte en un medio en el que la gran mayoría son hombres?

-No podría decir que me fue difícil. En todos lados me respetaron, me fui ganando un lugar y con algunos me llevé mejor y con otros peor, pero no creo que eso haya tenido que ver con una cuestión de género.

-La televisión suele ser un medio que objetualiza mucho a la mujer.

- Es cierto, y estoy en contra de la mujer objeto, de la mujer sin contenido. Hombres ves de cualquier tipo, lindos, feos, gordos o viejos, pero mujeres no y elijo, en lugar de quejarme de eso, adaptarme y saber que primero que nada tengo que tener el contenido, que es lo fundamental, y después si no soy joven o linda, lo voy a suplantar con otras cosas o buscaré otros medios porque la televisión para conducción femenina sigue priorizando la imagen.

La crisis que le cambió la vida

A los 36 años Milagros entró en una crisis profunda. Fue casi al mismo tiempo cuando decidió irse de TyCSports, donde sentía que ya había cumplido un ciclo, a pesar de lo cómoda que se sentía en el canal. A esa altura ya había abierto, junto a una amiga, su propia productora Zoek Producciones, con la cual le fue muy bien. "Hicimos muchos documentales para Encuentro, Paka-Paka, Canal 7, para Fox y para TyC. Logramos cosas buenísimas, hasta que el año pasado filmamos una película, ‘Lucha, jugando con lo imposible’, de la leona Luciana Aymar. Después de eso dije ‘no quiero más’. Así que le dejé todo a mi socia y acá estoy”, explica.

A raíz de esa crisis, una amiga le recomendó visitar a una astróloga, la cual, asegura entre risas, que "me tiró la peor y en ese momento salí indignada”. Pero al año siguiente, decidió comenzar a estudiar astrología, donde descubrió una nueva pasión.

-Te reconocés como una persona muy racional, ¿qué fue lo que te llamó la atención de un mundo tan diferente al cual estabas acostumbrada?

- La astrología me apasionó desde lo que es. Entender que cuando nacemos, nacemos en un lugar determinado, donde los planetas están en un lugar específico y nosotros recibimos esa energía, somos eso. Empecé a estudiar porque quería saber más de mí, de mis energías y de las paradojas que tenemos.

 Ping-Pong

Un periodista: "Elijo a Gonzalo Bonadeo, por cómo es, porque es único y especial. Aunque es difícil trabajar con él porque es muy exigente, saca lo mejor de vos. Es como correr una carrera con Usain Bolt”.

Un deportista: "Santiago Lange (Yatching) que fue Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Río. Corrió con un pulmón menos, tuvo cáncer y no desistió; luchó y no solo es una excelente persona y deportista, sino un ejemplo de vida y tenacidad”.

Un entrenador: "Daniel Orsanic (capitán de Copa Davis) porque logró algo que ningún entrenador de tenis había logrado hasta el momento, que es que en un medio de muchas individualidades y egocentrismo, los jugadores creyeran en el todo, a partir de cada una de las partes”.

 

"Se trata de moverse, de no quedarse quieto de molestar y preguntar, que justamente es la pregunta la mejor herramienta que tenemos los periodistas.”

"La astrología me apasionó desde lo que es. Entender que cuando nacemos, nacemos en un lugar determinado, donde los planetas están en un lugar específico y nosotros recibimos esa energía, somos eso”. (Como periodista) "Elijo a Gonzalo Bonadeo, es único y especial. Aunque es difícil trabajar con él porque es muy exigente, saca lo mejor de vos”.

 

6
2

Valorar esta noticia

80% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
20% Indiferencia
Comentarios Libres