EDUARDO GÓMEZ

“Antes, el fotógrafo tenía tanto valor como el cura del pueblo”

Con casi 60 años de carrera, es uno de los fotógrafos más reconocidos de Pilar y alrededores. Una vida del blanco y negro al color y del rollo a la era digital.

por Alejandro Lafourcade

a.lafourcade@pilaradiario.com

Podría decirse que Eduardo Gómez nació con una cámara de fotos bajo el brazo. Con casi 60 años de trayectoria es uno de los fotógrafos más conocidos (y reconocidos) de Pilar, desde que su padre abriera “Foto Gómez” en 1956, siempre en la misma cuadra de Ituzaingó al 800.

En diálogo con El Diario, hizo un repaso de su trayectoria, al tiempo que analizó el nuevo fenómeno de las redes sociales, en las que las imágenes fluyen como nunca antes.

-¿La fotografía es, en tu caso, una cuestión de herencia?

- Empezó mi papá y yo seguí desde los 13 años. Vivíamos en Charata, Chaco, y en 1956 nos mudamos a Pilar, donde él abrió su estudio. A los 13 yo ya revelaba, hacía todo el proceso en el laboratorio, y a los 14 hacía eventos ayudando a mi papá. Siempre en la misma cuadra, aunque fuimos ampliando el local. Es una continuidad porque sigue en el rubro mi hijo Adrián, que es la tercera generación. Desde el blanco y negro pasamos al color, y luego a la era de lo digital.

Gómez recuerda que en esos años iniciales “era todo blanco y negro, pero habíamos incorporado lo que se llamaba ‘fotografía estéreo’: se sacaban dos fotografías en el mismo momento, luego se superponían y la imagen parecía tridimensional. Eso permitía verla en un visor, y mi papá había armado en la vidriera un montante con cinco o seis de esos visores: la gente ponía sus ojos y miraba constantemente, tenía mucho impacto porque además eran a color”.

-¿En tus comienzos cuáles eran los trabajos más frecuentes?

- Sobre todo, la fotografía social. El fotógrafo tenía tanto valor como el cura del pueblo. Me extrañaba mucho a los 14 o 15 años que me sentaran bien cerca de los novios. Los eventos eran mucho más chicos, en una noche podía cubrir tres o cuatro. Era la época del Winco, sin disc jockey, a la medianoche terminaba todo. Ahora un evento, como por ejemplo un casamiento, me lleva 10 o 12 horas, con una presión terrible, sacás un montón de fotos… Es muy distinto, me quedo con lo de antes (risas).

-Pilar también era muy distinto.

- Sí, ahora cada fiesta es muy grande. Para un casamiento que empieza a las 21 en la Iglesia, arranca la preparación a las 19 y todo termina a las 7 del otro día. Terminás muy agotado, bastante herido…

Prestigioso

Con innumerables premios en su haber, Eduardo Gómez es un habitual concursante en certámenes, al tiempo que ejerce como jurado en varios eventos de prestigio.

-¿Cuándo empezaste a mostrar tus trabajos en concursos?

- En el Fotoclub Marina, en Capital, ahí tuve la suerte de sacar premios y medallas en tres o cuatro concursos. Como no me conocían, todo el mundo pensaba que era una persona vieja... Un día se sorprendieron porque Gómez era muy joven. Luego, en ese fotoclub pusieron una bomba (era una época muy pesada), por lo que me cambié al Fotoclub Buenos Aires, donde se mandaban muchas fotografías internacionalmente.

Recién en el año 2000 nació el Fotoclub Pilar, y según Gómez “ahí ya me propuse una tarea: tratar de ser el mejor en monocromo (blanco y negro). Durante siete años consecutivos gané el ranking de monocromos en la Federación, algo que no logró nadie, ese récord lo tengo yo. Todo con fotografía analógica, de rollo”.

Y destaca: “Así, la fotografía era totalmente mía. La sacaba, revelaba el negativo, no existía computadora, era todo un trabajo artesanal en el que se entiende que el blanco y negro es blanco, negro y muchos grises. Pero ya lo hago cada vez menos, porque el papel es muy caro”.

-¿Hasta el 2000 no había nada?

- No, fuimos cuatro gatos locos pero seguimos haciéndolo. Estamos asociados a la Federación Argentina de Fotografía y seguimos participando. Hoy en día casi todo es virtual, se envía la fotografía y ya está, antes tenías que llevarlas.

-¿Tu formación fue con tu padre y como autodidacta?

- Sí, en Pilar no había nada para aprender, pero me devoraba todo libro que pudiera encontrar. Sigo teniendo una colección de más de 500 revistas de fotografía, ahora le pido a mi hijo Diego (radicado en Londres) que me traiga. No pienso regalarlas, tienen una carga emotiva muy fuerte. Me gustan mucho los autores rusos, tienen mucha sensibilidad, son fotos de mucho impacto. La fotografía, cuanto más simple es, más te impacta.

-¿Preferís las fotos impresas?

- Como jurado las prefiero, porque cuando mandan las fotos por Internet casi nunca el color que muestra el monitor es el original. En cambio, con el papel estás viendo la realidad, es irremplazable.

Pantallas

-¿Cómo te llevás con la era digital, en la que casi cualquier persona puede tener una cámara profesional?

- Lo digital no hace milagros, hay que tener las mismas precauciones que cuando se usa rollo. El triángulo de la fotografía se basa en velocidades, diafragma y sensibilidad. Si movés la cámara o el celular la foto no sirve, si te equivocás con algunos de esos parámetros tampoco.

-Gracias a los celulares, ¿sacamos más fotos de las que hacen falta?

- Lo que hagas con celulares, después no lo vas a ver nunca. En vacaciones sacás 10 mil fotos y luego no tenés tiempo para verlas... Por eso le sugiero a la gente que saque menos fotos, pero de más calidad. Hay que pensar la foto, y aún si se tiene la cámara más simple, vas a tener mucha más calidad que con un celular caro. No reniego del celular porque es muy práctico, pero la fotografía que tiene que quedar, se saca con una cámara, aunque sea una simple. Además, la gente mayor sigue prefiriendo la cámara de rollo, quiere llevarse las fotos en mano. Así se pueden sentar a verlas, no como el que sacó cuatrocientas…

No le hablen de Instagram

-¿Cómo te llevás con las redes sociales?

- No tengo cuenta de Instagram, sí Facebook de modo comercial y recién ahora lo voy a empezar a “mover”, por el tema de los cursos. Lo otro no me interesa. Si me pongo a ver fotos de todos los que suben… Consume mucho tiempo ver la entrecasa de todos los amigos. Prefiero buscar trabajos de fotógrafos.

-Hablando de los cursos ¿cuándo comenzaste a hacer docencia?

- En el taller municipal que se armó durante la intendencia de Alberto Alberini. Se daba en el Lope de Vega y se llenaba, fue el único curso que colmó el teatro. Recuerdo que salieron notas periodísticas por el éxito que tuvo. Venían madres con sus hijos, gente grande… Salíamos en micros a Capital, hicimos exposiciones, fue una movida interesantísima. En mi estudio hace unos seis años que doy cursos de básico y avanzada, más Adrián que da el de Photoshop. Duran tres meses, son ágiles, porque darles cursos muy largos no tiene sentido.

-¿Qué no puede faltar en una buena foto?

- La fotografía simple permite que no haya nada distractor y que toda la mirada se la lleve el punto principal. Que tenga luz -destaca el punto de interés- y que tenga sombra –“envuelve” al punto de interés para que tenga más fuerza-. Y yo opino que tiene que haber una persona, a la fotografía sin una persona le falta algo. Su presencia le da muchísima fuerza.

“En vacaciones sacás 10 mil fotos y luego no tenés tiempo para verlas... Por eso le sugiero a la gente que saque menos fotos, pero de más calidad”.

 

“Los eventos eran mucho más chicos, en una noche podía cubrir tres o cuatro. Era la época del Winco, sin disc jockey, a la medianoche terminaba todo”.

 

“Una fotografía va a ser buena si tiene técnica y composición. Muchos no le dan bolilla a la técnica. Primero la técnica, luego la creatividad”.

 

 

 

 

26
2

Valorar esta noticia

68% Satisfacción
10% Esperanza
10% Bronca
0% Tristeza
5% Incertidumbre
5% Indiferencia
Comentarios Libres
  1. grafico
    Maximiliano | 05/12/2017 | 13:02
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #3
    grafico
  2. Un gran fotógrafo que en la nota da cátedra de fotografía. No hay mas de dos o tres en todo el partido del Pilar y el sin duda es uno.
  3. grafico
    Ana Karina Fernandez | 04/12/2017 | 13:46
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #2
    grafico
  4. Un gran profesor y fotografo Eduardo. Guardo mis mejores recuerdos de El. Sigo yendo a saludarlo y a pedirle algun consejo siempre. Una gran flia.
  5. grafico
    500 mil pixeles | 04/12/2017 | 13:01
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  6. se acuerdan de esa foto?