Entrevista

Fabricante de campeones

Desde hace 18 años, Pablo Chionetti dirige la Academia de Atletismo TelViso. Afirma que el deporte “te da todo cuando vos le ponés todo, y si no entrenás no te da nada”.

Fabricante de campeones

DESTACADOS. Chionetti junto a Gaspar Álvarez Litardo y Luz Márquez.

Por Alejandro Lafourcade

a.lafourcade@pilaradiario.com

 

En 1988, Pablo Chionetti era un chico de Del Viso que cursaba la Primara y miraba por televisión lo que ocurría bien lejos, en Seúl, donde se celebraban los Juegos Olímpicos. La mítica final de 100 metros llanos en la que Ben Johnson destronó a Carl Lewis (aunque luego fuera descalificado por doping) lo marcó para siempre, hasta convertirlo en lo que es hoy: un verdadero fabricante de campeones, desde su labor en la Academia de Atletismo TelViso.

Hoy, este hombre de 40 años, padre de dos hijos, es un referente del deporte local y sueña con seguir extendiendo a nivel nacional los logros de sus discípulos.

 

-¿Cómo fueron tus primeros pasos en el atletismo? ¿Cuándo supiste que era lo que te gustaba hacer?

-Empecé a hacer atletismo en la Secundaria, allá por 1991, en los Torneos Evita, antes de que se crearan los Torneos Juveniles Bonaerenses. Allí tuve la suerte de pasar a la final provincial, que se hizo en Pinamar, y a partir de ahí no pude parar más… Si bien también fue inculcado por mi papá, que era atleta federado y corría para River Plate en la década del ’50. Nunca había practicado el atletismo, pero sí veía con mi papá los Juegos Olímpicos. En el ’88 yo estaba hinchando por Johnson, que ganó en la pista, pero unos días después nos enteramos que había sido suspendido por doping.

 

Chionetti afirma que “desde ahí me impactó el atletismo: es un deporte que te da todo cuando vos le ponés todo, y si no entrenás no te da nada. Al año siguiente no pude participar en los primeros Bonaerenses, pero ya desde el ‘93 retomé, hasta que gané los del ‘95”.

 

-¿Cómo fue el nacimiento de la Academia Tel Viso?

-Al terminar el colegio competí como federado, y la idea de formar la escuela de atletismo surgió porque necesitaba que me den una mano para poder ir a entrenar al Cenard: esa mano llegó desde la Cooperativa Telefónica TelViso, pero me pidieron que a cambio enseñara atletismo en el predio. Así fue como en 1999 empecé a dar clases.

 

-¿Cómo combinás tu trabajo con la pasión por entrenar atletas?

-Trabajo de noche también en Tel Viso, de 22 a 7, haciendo monitoreo de Internet, y los lunes, miércoles y viernes de 17.30 a 20 doy clases en el predio de atletismo. La verdad que es mi cable a tierra, es mi pasión, lo que me hace feliz, ver el progreso de los chicos día a día. Tener un chico que recién empieza y después verlo competir y que vaya progresando es lo que a mí me deja tranquilo.

 

Disciplina

En casi dos décadas de existencia, las satisfacciones son incontables: no sólo medallas o récords que aún no han sido batidos, sino también el hecho de haberse ganado el respeto de todo el ambiente.

 

-¿Cuál es el secreto del éxito de la “escuela de campeones” de TelViso?

-Nunca hay un secreto para sacar buenos atletas: creo que el 60% es del atleta, de su disciplina, de donde quiera llegar, y el otro 40% es del entrenador, que es el que le pone las ganas para que el atleta pueda seguir entrenando. Lleva tiempo, si bien puede ser que tengas algún chico destacado y que venga ya con muchas condiciones, eso se tiene que acompañar con la disciplina de entrenamiento diario para poder querer llegar a algo, de lo contrario nadie puede llegar.

 

-¿Los éxitos se dieron desde un principio, o fueron llegando de a poco?

-El éxito llega con la disciplina, costó mucho. Cuando arrancamos en el ‘99 eran pocos chicos, ya en el 2001 con ese primer grupo de chicos tuvimos las primeras medallas en los Bonaerenses, y ahí nos dimos cuenta de que estábamos para pegar un salto y competir a nivel federativo. Desde ahí tuvimos los tres primeros chicos en el Nacional de Cadetes en el 2002, recuerdo a Federico Godoy, Luciana Díaz y Jazmín Dicovsky. El torneo hoy se llama Nacional U16, se hace en córdoba, y el primer atleta que tuvo Tel Viso fue Germán Acosta en salto triple para la categoría U18 (antes Menores).

 

No obstante, Chionetti destaca que “lo más importante que tuvimos, nuestro mayor logro, fue el bronce de Nicolás Jinkus en un Sudamericano,  los primeros Juegos Odesur para U17”.

 

-¿Cómo se hace para que los chicos se interesen en el deporte, en un mundo con cada vez más celulares y otros dispositivos?

-En las primeras épocas, los chicos te duraban hasta que terminaban la Secundaria. Hoy, que un chico se quede a hacer atletismo es bastante complicado, porque es un deporte muy sacrificado: a veces las amistades que no sean del atletismo no entienden que quizás vos al otro día tenés que competir y no podés salir. Es complicado que el entorno de ese chico comprenda que a veces no tenés un fin de semana para salir a bailar o acostarse tarde. Pero la verdad es que el grupo que tengo este año, que se está formando hace dos o tres años es muy lindo, muy bueno y le están poniendo pilas para llegar lejos.

 

-¿Es posible extender el modelo de la academia Tel Viso a otros lugares del Partido?

-Antes, la zona de los Bonaerenses que nos tocaba era muy fácil, ahora es muy competitiva, tenemos muchos municipios que están laburando bien. No creo que seamos un modelo, porque como siempre digo cuando llega un atleta a entrenar conmigo, “cada maestrito con su librito”. Creo que lo fundamental es que todo aquel que quiera dedicarse al atletismo tenga disciplina, aparte de tener condiciones o no. Con 18 años de experiencia entrenando chicos, si alguien viene con pocas condiciones se las termina generando con el tiempo. Por eso lo más importante es que tenga disciplina, que cada uno pueda venir, descubrir este hermoso deporte y poder entrenar y dar lo mejor de sí cada día para poder mejorar.

 

Desde la provincia hacia el país

 

Al realizar un balance del año que está por terminar, Pablo Chionetti asegura que “fue más que positivo. Tuvimos a Milagros Zapata en la categoría U18 como subcampeona argentina en jabalina, y Thiago Casetta ganó en la Asoción Atlética Metropolitana la medalla de oro en la posta 5x80 y 5x200”.

También destacó “que Luz Márquez haya ganado la medalla de plata en 100m con vallas y Gaspar Álvarez Litardo obtenga una medalla de oro en bala para Pilar después de 23 años: justamente fui yo el que la ganó en 1994. Es un orgullo que uno de mis atletas pueda repetir una medalla de oro para Pilar”.

 

-¿Cuáles son las expectativas para 2018 en la Academia?

-La idea es tener más roce nacional, este año con Gaspar y Luz fuimos a la Copa de Clubes de Menores en Mendoza, el año que viene trataremos de ir con las categorías U16, U18 y U20 a las copas de clubes a nivel nacional. Ojalá tengamos alguna medalla más en los Bonaerenses, y ver –que va a ser muy duro- que algún chico pueda repetir alguna medalla a nivel nacional.

 

Y agrega: “La verdad no me puedo quejar, este año fue demasiado bueno con respecto a otros años. Es un sube y baja, en 2017 tuvimos más de 50 chicos entrenando, con un grupo estable de 35. Hay una generación de la categoría U14 y U16 que están pidiendo pista para hacer cosas buenas, entonces esperemos tratar de mejorar lo que se hizo este año”.

7
2

Valorar esta noticia

70% Satisfacción
10% Esperanza
10% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
10% Indiferencia
Comentarios Libres