entrevista

“El tenis es un fuerte formador de carácter”

Gustavo Luza fue capitán de Copa Davis y ganó cinco títulos de ATP. Dirige la academia de tenis de Pilará. Una voz autorizada que afirma: “El deporte es una escuela de vida”.

“El tenis es un fuerte formador de carácter”

 

por Sergio Abrate (s.abrate@pilaradiario.com)

Gustavo Luza tiene 54 años y casi toda su vida estuvo dedicada al tenis. Destacado doblista (ganó cinco títulos ATP en esta modalidad), representó al país en la Copa Davis, de la que fue capitán entre 2002 y 2004.

 

Desde hace una década, este fanático de Boca dirige la academia de tenis del complejo Pilará, usina de grandes proyectos que ya asoman en los primeros lugares de los rankings nacionales.

 

-¿Cómo es la situación actual de la escuela de tenis?

- Nosotros tenemos una academia que se destaca por sus resultados en la parte competitiva de los menores pero queremos darle un vuelco, y en esto hago mucho hincapié en transmitir lo que fueron los inicios de Pilará, basados en la iniciación en el tenis. Cuando arrancamos en 2007 teníamos un escuela de iniciación realmente muy numerosa, de alrededor de 180 chicos. Queremos volver a eso y hoy no tenemos esa cantidad, estamos haciendo muchos esfuerzo en alianzas con colegios de la zona para tratar de que la escuela de Pilará vuelva a ser una de las mayores escuelas del tenis de Pilar.

 

No obstante, Luza remarcó que "nuestra realidad en la academia de tenis no escapa a la realidad del país. De a poquito se va reactivando una situación que en los últimos tiempos tuvo una caída en la cantidad de alumnos, en la gente que prioriza el entretenimiento y el deporte a la hora de hacer recortes. De a poquito vamos recuperándonos como otros sectores de la Argentina y estamos realmente entusiasmados con esta nueva etapa, en la cual estamos tratando de hacer hincapié en todo lo que es la enseñanza del tenis a nivel infantil y a nivel adultos”.

 

-Siempre hicieron foco en la competencia, con varios chicos jugando a nivel internacional, ¿cómo lo combinás con el tenis recreativo?

- Hemos hecho mucho hincapié en los resultados, pero hay que darle mucho impulso al tenis de iniciación. Por eso, la escuela de tenis para chicos de Pilará está abierta para socios pero también para los no socios, aquellos de afuera que quieran acceder a la enseñanza de tenis. Este es un cambio muy importante que ha tomado la dirigencia y les recuerdo a los no socios que Pilará es un lugar para aprender tenis accesible para todo el mundo, eso que quede bien en claro. Lo mismo con los adultos, que el próximo 7 de octubre estamos organizando una clínica de tenis para adultos, tanto hombres y mujeres. Por supuesto para socios del club como para no socios (ver página 23).

 

A futuro

- Ante tanta sobre oferta de actividades para los chicos ¿Se sigue eligiendo mandarlos a jugar al tenis?

- Indudablemente, cuando nosotros éramos chicos, el deporte era una cuestión de salud. Ustedes recordarán que siempre nos decían nuestros padres "el deporte es salud”, y hoy en muchos casos ese concepto ha cambiado: en este momento, en la realidad de la sociedad, el deporte muchas veces es cuestión de vida o muerte, no solamente de salud. Es muy importante yo creo, porque lo he comprobado en carne propia, el deporte es una escuela de vida, enseña a vivir. Los deportes colectivos tienen un montón de cualidades que el tenis como deporte individual, no tiene, un montón de enseñanzas; pero el tenis, a su vez, te enseña cosas que el deporte colectivo, no.

 

En este sentido, Luza afirma que el tenis "es formador de carácter fuerte, de gente que toma decisiones, de gente que enfrenta sus limitaciones y sus errores individuamente sin sacar las culpas afuera. Los errores y las victorias no se comparten, así que uno tiene que hacerse cargo de sus propias limitaciones, enfrentar momentos de dificultad dentro de un partido de tenis enseña a enfrentarlos después en la vida. En fin, toda una vida deportiva te enseña a vivir. Se trata de que el deporte sea algo realmente importante a tener en cuenta a la hora de educar a nuestros hijos”.

 

-Hablando de jóvenes, ¿cómo están los chicos pilarenses que están compitiendo?

-Están muy bien, Lorenzo Gagliardo es un jugador que nosotros formamos desde los 7 años, cuando recién abrió Pilará y entrenó con nosotros hasta hace un par de meses. Ahora ha decidido cambiar de rumbos, se está entrenando en Buenos Aires pero es un chico que se ha formado con nosotros y le está yendo muy bien, para Pilar es un orgullo tener un tenista de esa calidad. Y después tenemos chicos que son del interior del país y viven en la academia, como el correntino Luciano Tacchi, número 1 de la categoría Sub16 en Sudamérica. Tenemos a un pampeano que se llama Benjamín Ambrossio, un chico de Ramallo, Tomás Farjat… todos estos están entre los mejores seis de la Argentina de la categoría sub16.

-¿Pudiste ver a Axel Geller, junior pilarense finalista de Wimbledon y el US Open?

- Es un caso bastante extraño pero muy saludable, por la enorme capacidad del chico para jugar al tenis y el nivel académico que tiene, porque no se puede pasar por alto que obtuvo una beca completa en Stanford, una de las universidades más difíciles a nivel deportivo y académico. Allí no importa que vos seas número uno del mundo junior, si no cumplís con ciertos requisitos académicos no te abren la puerta. Entonces el chico es muy bueno jugando al tenis y aparte tiene un nivel académico fuera de lo común, lo que le abre realmente dos puertas muy importantes en la vida: estamos en presencia de un futuro candidato a un premio Nobel en algo o un top ten del tenis, así que podríamos decir que el pibe, de no pasar algo raro, tiene el futuro asegurado.

 


 

 

 


 

LA OPINIÓN DE UN EX CAPITÁN

 

La Davis, de la gloria al descenso

 

-Yo creo que la Copa Davis el año pasado terminó de la manera más feliz que podíamos imaginar pero eso tiene un costo en los jugadores en la cuestión anímica. Vos podés decir "pero cómo, ¿la ganaron y tiene un costo?” El costo no es algo que se sufra, el costo es un cansancio, es que la entrega es tal en lo físico y en lo anímico, que a los jugadores les queda poca energía para lo que es lo más importante en su carrera que es su propia trayectoria.

 

-¿Ahí se explica la baja?

- Sí, es comprensible que haya bajas después de semejante esfuerzo y semejante logro. Hay un especie de relajación "ya la ganamos, ahora voy a pensar un poquito en mí”. A pesar de ello, de que yo comprendo, creo que en alguna de las dos series los que se bajaron de las dos, tendrían que haber estado. En alguna de las dos, por lo menos, para mantener la categoría, yo creo que no hemos descendido ahora en Kazajstán, también hemos descendido en primera ronda contra Italia aquí, esa fue una serie rara con bajas. La verdad que fue una pena para que el tenis sea una fiesta, de una manera mucho más positiva a la que se hizo. Desde todo punto de vista, desde la dirigencia que no supo organizar algo emblemático, como si fuera un antes y un después en el tenis, que realmente lo fue. Así que yo desdramatizaría también un poco el tema del descenso, Argentina sin Del Potro es un equipo no del montón, eso sería peyorativo, pero es un equipo más como muchos. Con Del Potro marca una diferencia, entonces sin Del Potro Argentina llegó a una semifinal y también tuvo que jugarse algunos años para permanecer en la zona en EEUU frente a Israel donde Leo Mayer se puso el equipo al hombro y salvó la categoría y eso no pasó hace muchos años. Entonces un equipo sin Del Potro puede pelear el descenso como puede llegar a la semi, como a cualquier otro. En esta oportunidad nos tocó descender y bueno, yo estoy convencido de que Argentina tiene jugadores como para volver al grupo mundial y esperar a que Del Potro tenga ganas de volver a jugarla.

 

Galería de fotos
2
0

Valorar esta noticia

100% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres