Buenos Aires sede de la Expo 2023

Buenos Aires sede de la Expo 2023

Argentina será el primer país de Latinoamérica en recibir una Expo. Se espera generar 250 mil visitantes extranjeros y más de un millón de turistas nacionales durante los tres meses del evento. Además, tanto públicos como privados, creen que será una puerta abierta para nuevas inversiones en turismo.

Argentina fue elegida sede de la Expo 2023, superando las postulaciones de Polonia (con la que había empatado en la primera ronda) y Estados Unidos. La nominación del país en la reunión del Comité Ejecutivo del BIE (Bureau International the Expositions) en París fue encabezada por el canciller, Jorge Faurie, y el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi; quienes a su vez estuvieron acompañados por dirigentes empresarios de turismo. La noticia fue celebrada ampliamente, tanto por el Gobierno como por el sector privado. Ambos consideran que tendrá un gran impacto en la promoción del turismo y en la llegada de nuevas inversiones.

Las Expo Internacionales Especializadas, como la que acogerá Buenos Aires en 2023, son diferentes a las Expo Mundiales o Universales, una marca que hace 150 años reunió a las recordadas citas de Sevilla ’92 o la que dio a la luz a la Torre Eiffel en París 1889. De hecho, la marca de Expo Internacionales Especializadas tiene características específicas, como una duración máxima de tres meses, que deben abordar un tema delimitado, que la superficie total del recinto no puede sobrepasar las 25 ha. y que sólo tienen lugar entre dos Expo Mundiales. Por ejemplo, la más reciente fue la que concluyó en septiembre sobre “energía del futuro” en Astana, Kazajistan, entre la Expo Milán 2015 y la Expo Dubái 2020.

 La Buenos Aires Expo 2023 será la primera de su tipo en América Latina. El tema elegido son “las industrias creativas en la convergencia digital”, como síntesis de la ciencia, el arte y la tecnología.

Se realizará del 15 de enero al 15 de abril en Tecnópolis, en Vicente López, donde ocupará 25 ha. de superficie y tendrá cinco pabellones: Internacional, Nacional, Temático, Corporativo y de Buenas Prácticas.

Además del predio, está proyectado que se sumen espacios funcionales adyacentes, tales como un puente peatonal sobre la avenida General Paz, un Eco Hotel con 100 habitaciones, oficinas, un estacionamiento para 3.500 vehículos, depósitos y almacenes, y un espejo de agua.

La idea del Gobierno es dejar como legado para las próximas generaciones el Parque de Ciencias, Arte y Cultura más grande de la ciudad y un proyecto urbanístico sustentable. Es que, además del espacio asignado a la Expo, se sumarán las 100 ha. de los parques Sarmiento y Mugica, del lado de la Ciudad de Buenos Aires, y otras 65 ha. de un terreno lindante con Tecnópolis del lado de provincia. Ambos se conectarán a través de un nuevo puente peatonal y conformarán el futuro parque temático interjurisdiccional de 198 ha.

 Las proyecciones indican que la Buenos Aires Expo 2023 recibirá 9,4 millones de visitas, a partir de la llegada de 6,1 millones de personas que la recorrerán en un promedio de 1,55 veces.

De esos seis millones, un millón serían turistas nacionales y 250 mil internacionales. La gran mayoría van a ser excursionistas del área Metropolitana (4,3 millones).

En la reciente Expo celebrada en Astana se calculó que asistieron 4,5 millones de personas y que 1 de cada 6 visitantes fueron extranjeros, que provinieron de 180 países.

Por lo dicho, no es casual que entre los primeros en saludar la elección de Argentina estuvieran las entidades hoteleras, que trabajaron junto al equipo de Lombardi en la defensa de la candidatura. Por caso, Graciela Fresno, presidenta de la Fehgra, subrayó el respaldo dado por el sector privado para que Argentina sea anfitrión de “un mega evento de alcance mundial. Su realización repercute no solo en la llegada de turistas internacionales, sino también en el posicionamiento del país en el plano regional y mundial”, dijo. Lo propio hizo la filial porteña, la Ahrcc, que viajó a Kazajistán como parte de las acciones promocionales.

En tanto que desde la AHT afirmaron que será una oportunidad única de mostrarle al mundo el profesionalismo del sector y, al mismo tiempo, “abrir la puerta a nuevas inversiones que redundarán en la creación de puestos de trabajo y en la generación de ingreso de divisas”.

 El titular del Sistema de Federal de Medios Públicos –y como tal el administrador de Tecnópolis–, dijo que haber obtenido la sede es un gran logro para Argentina, “que forma parte de la estrategia de reinserción en el mundo”. Según Lombardi, la clave del éxito de la postulación fue la elección del tema: “Era un gran desafío encontrar un tópico que atrajera a todos los países, tanto a los grandes como a los chicos, y que continuara en agenda en 2023”. El otro determinante fue que Argentina sea el primer país de América Latina en organizar una Expo.

Respecto a los objetivos, el ministro manifestó que la idea es que la organización venga de la mano con inversiones, intervenciones y contenidos “que dejarán hitos urbanísticos de relevancia social, ambiental y cultural”.

Fuente: Ladevi


 

Comentarios Libres