En una mochila

China: Secreto en la Gran Muralla

Por Juan Manuel Herrera

China: Secreto en la Gran Muralla

Había pasado casi un mes en China, entrando desde el sur y haciendo mi camino para el norte, con el fin de visitar la pieza más jugosa de este recorrido: La Gran Muralla.

Me interesaba sobremanera conocer una de las obras de ingeniería más grande del mundo, que conecta un sistema de defensa de torres de vigilancia con caminos amurallados por al menos unos 7.000 kms.

Para visitar la muralla, el punto de partida siempre será Beijín. Los hostales ofrecen excursiones programadas por unos 200 Yuanes (500 Pesos Argentinos) que si bien es razonable, llevan a lugares súper turísticos. En mi caso es lo que buscaba evitar, ya que hay que considerar que China es el país más poblado del mundo y muchas veces sus atracciones no se disfrutan del todo, por la gran cantidad de turistas locales que visitan dichos lugares. Y se debe tener paciencia, ya que no existen las filas ni orden, y mucho menos el espacio personal.

Sabido esto era hora de dirigirse a La Muralla, que lleva en pie desde el Siglo XV y se divide en sectores que tienen un nombre propio según el pueblo más cercano: los más visitados y mejor mantenidos, obviamente, son los más próximos a Beijing.

Sin embargo, un español que estudiaba allí me comentó sobre Jin Shan Ling, un sector que muy poco gente visita y que gracias a la falta de mantenimiento, da una sensación de autenticidad muy importante.

Dista dos horas de Beijing en autobús y para llegar hasta allí se debe ir en Subte, la Línea 13, hasta Wangjing West y allí tomar la Exit B que lleva por un puente peatonal. Al cruzarlo se baja por la escalera de la izquierda, hasta la esquina, donde se dobla a la derecha y se caminan unos 100 metros, sin cruzar, hasta llegar a la estación de Buses que clarito en inglés dice Jinshanling.

Todos los días a las 8AM en un único servicio sale el bus hacia la Muralla. Regresa aproximadamente a las 15. El costo por tramo es 32 Yuanes (80 PESOS) y una vez allí la entrada a la Muralla cuesta 65 Yuanes (170 Pesos). Y como les decía casi nadie viaja en este servicio: éramos apenas 10 personas en el autobús para disfrutar de la Muralla solo para nosotros.

La Gran Muralla en Jin Shan Ling, es poco visitada, conserva muchos tramos casi sin ninguna refacción y ayuda a imaginar este lugar en sus orígenes milenarios.Sin dudas, es el secreto mejor guardado para ver y disfrutar la mayor obra de ingeniería del mundo.

Cómo llegar: www.flyemirates.com

Donde dormir: 365inn hostel Beijing

Que comer: Pato Pekinés en la calle por 25 Yuanes (60 pesos) no se van a arrepentir

Galería de fotos
3
4

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
25% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
75% Indiferencia
Comentarios Libres