rechazo

Los comerciantes, contra el cambio del Día del Padre

Hay un proyecto para pasarlo al mes de agosto, donde se superpondría con el Día del Niño. En los locales dicen que afectaría las ventas.

Los comerciantes, contra el cambio del Día del Padre

La mayoría de los comerciantes locales no sabe que el Día del Padre podría pasarse al mes de agosto, pero -al enterarse- no están de acuerdo con el cambio. Desde El Diario se realizó un recorrido por los comercios pilarenses para conocer su opinión y cómo afectaría a su negocio.

El jueves último, el Senado de la Nación dio media sanción al proyecto de ley que establecería al 24 de agosto como fecha oficial para celebrar el Día del Padre, en homenaje al General San Martín, en vez del actual tercer domingo de junio.

Desde la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), aseguraron que hay "preocupación” por el avance en el Congreso sobre el proyecto de ley en cuestión y que la cercanía con el Día del Niño, que se celebra en el mismo mes, "puede producir un efecto negativo” en el consumo, al concentrar dos compras de regalos de importancia en la vida y el presupuesto familiar.

 

Testimonios

Mariana, que tiene una tienda en la terminal de ómnibus, cree que no debería cambiar porque "son fechas que los comerciantes tienen como ventas seguras, y afectaría tanto en cantidad de ventas, así también como en el tema de las ofertas y promociones”.

Arturo, quien es dueño de un local de calzados, sostiene que afectaría totalmente en su rubro: "En caso de que se cambie la fecha del Día del Padre al mes de agosto, se juntaría con el Día del Niño y quedaría divido un mes con dos días muy fuertes en ventas, quedando junio libre, que actualmente es el Día del Padre. Además –agregó-, algo muy importante es que quedaría afectado el sistema de tres cuotas sin interés que es muy elegido por mis clientes: en junio se hace la compra para el padre, se realiza el pago de las cuotas y en octubre (Día de la Madre) ese mismo cliente puede afrontar otra compra en cuotas”.

Otro caso es el de Mayra, que tiene una tienda sobre la calle Rivadavia. La comerciante afirma que para su negocio no afectaría en gran parte el cambio de fecha, pero sí tendrían que readaptar el calendario de ofertas.

Irma, atiende una tienda para adultos y niños en la calle Fermín Gamboa, comentó: "Las fechas del Día del Padre, del Niño y de la Madre, son fechas vitales en las ganancias. Y en caso de que cambien se generaría un desacople en el calendario de ganancias de cada comerciante. Además, es una época de ‘vacas flacas’ y el consumo está muy bajo. Paso días enteros sin ventas, y ante esta situación si no mejorase y si cambiase la fecha de uno de los días fuertes como el Día del Padre, seguiría perjudicando a los comercios”.

2
5

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
0% Esperanza
42% Bronca
0% Tristeza
14% Incertidumbre
42% Indiferencia
Comentarios Libres