En el Hipódromo de Palermo

Una muestra combinó arte, vinos y turf

Wine and Art, reunió retratos de jockeys, bodegas boutique y electrotango. Lo recaudado tuvo un fin benéfico.

Una muestra combinó arte, vinos y turf

Uno de los siete retratos de jockeys.

La adrenalina del turf encontró un excelente complemento en el Hipódromo de Palermo con la muestra Wine and Art, que invitó a sumergirse en el mundo de la actividad hípica y elevar los sentidos a través de la pintura, el arte plástico, la música y el buen vino.
El arte se cobijó en el corazón de Palermo para expresar todos sus formatos ofreciendo una variada experiencia capaz de reunir el talento de reconocidos artistas con retratos de los siete jockeys más destacados de nuestro turf en la muestra “Retratos de Jockeys”, acompañada de música electrotango y una variada oferta de bodegas boutique.
Los Grandes Premios De Honor (G1), que entregó la Copa Retratos de Jockeys y Gilberto Lerena (G1) con el trofeo Wine And Art; invitaron a ser testigos de una pasión tan tradicional como una buena copa de vino de las bodegas Pontilli Wines, Don Bosco Simonaasi Lyon y Malbec Caster, o del exitoso vino de Juanchi Baileron (Los Pericos).
El sabor del deporte ecuestre supo fundirse con una exclusiva selección musical de “El Viraje” que dio rienda suelta a una experiencia multisensorial para galopar entre nuestras costumbres y la tradición del buen gusto.
Las obras expuestas en Retratos de Jockeys fueron las de Jorge Valdivieso (por Hugo Diez), Aníbal Etchart (por Jorge Rajadell), Marina Lezcano (por Adriana Schaefferer); Pablo Falero (por Michel Fassi), Jorge Ricardo (por Iñaki Pavlovsky), Juan Noriega (por Maximiliano Bagnasco) y Altair Domingos (por Martina Elisa Montoya). La venta de estas obras se destinó a la Fundación Equino Argentina, quien lo derivó a la Escuela de Jockeys del Hipódromo La Punta (San Luis).

Comentarios Libres