SONIA LEMBEYE

“El amor son momentos, no es toda la vida”

Esta noche en la Biblioteca Bartolomé Mitre presenta “Amores interrumpidos”, su segunda novela.

“El amor son momentos, no es toda la vida”

“A mí no me gusta las novelas rosas, me gustan las que te dejan un conocimiento extra, me gusta mucho investigar”.

“Amores interrumpidos o cómo morir tres veces”, así se titula la segunda obra de la escritora pilarense Sonia Lembeye, que ya con esa sola presentación expresa mucho del contenido con el cual el lector va a poder encontrarse.
Reflejando “los problemas que nos aquejan a quienes atravesamos el Siglo XXI”, la historia narra la vida de Lucrecia, una joven oriunda de Merlo, San Luis, que decide venirse a Buenos Aires para estudiar Medicina. A partir de ese momento, y tras instalarse en el barrio privado Nordelta, vivirá vaivenes amorosos, amores interrumpidos, que la harán plantearse el verdadero significado del amor.
Entrevistada por El Diario, Sonia contó los detalles del proceso que la llevó a la creación de “Amores interrumpidos”, una obra que presentará hoy a las 20 en la Biblioteca Popular “Bartolomé Mitre” (Belgrano 553), a esta altura, su segunda casa.

-¿Cuánto tiempo le llevó escribir “Amores…” a diferencia de su primera obra, “La Escritora”?
- Tardé dos años en terminarlo porque la realidad es que no tengo una continuidad de escribir tantas horas o tantos días, sobre todo porque tengo una vida bastante movida y no es tanto el tiempo libre con el que cuento. En “La escritora”, como era de tipo histórico, tardé unos cinco años porque el proceso de investigación fue más arduo y complejo.

-¿Con qué se va a encontrar el lector?
- Con una historia que refleja los problemas que nos aquejan a quienes atravesamos el siglo XXI. Se desarrolla en Nordelta y es muy descriptiva. A grandes rasgos, narra la historia de una joven de San Luis que se viene a Buenos Aires para estudiar Medicina y lo que reflejo en su historia es una realidad: son muchas veces las que amamos mucho, y ese amor se ve interrumpido por distintas causas, viajes, fatalidades, fallecimientos y otras razones. Creo que invita a entender que el amor son momentos, no es toda la vida.

-¿Tuvo alguna inspiración en particular para desarrollar la historia?
- Aunque es todo inventado y hay mucho de mi imaginación, he recogido el guante de cada suceso que atravesé. La realidad es que todos los escritores escriben sobre la base de lo que conocen. En este caso puntual, a mí me tocó sufrir la muerte de mi mejor amiga de un cáncer repentino, y aunque no cuento eso, sí pensé en eso, en el dolor que pasé y demás, para poder plasmarlo en el papel.

-Muchos autores o mismo guionistas de cine dicen que la evolución de una obra se siente muy parecido a la evolución de un embarazo. ¿Qué opina?
- Y sí, la verdad es que escribir una novela es parecido a tener un hijo. Es toda una creación en sí misma.

-¿Qué espera del libro?
- Lo primero que espero es que a la gente le guste. La realidad es que, aunque escribo para mí, es muy gratificante ver que lo que hago, gusta. Hasta mi hija Florencia, que suele ser bastante crítica y no te deja pasar una me dijo que no lo podía soltar, lo cual para mí es un orgullo.

-Ahora sí para cerrar, ¿hay una tercera obra en camino?
- Sí, ya la estoy escribiendo, aunque se está cocinando a fuego lento. Se va a llamar “Los palacios de Buenos Aires y sus fantasmas” y allí va a haber un homenaje a Pilar. 

Galería de fotos
4
1
Comentarios Libres