Las ventas no remontan y apuntan al rumbo económico

La pérdida de poder adquisitivo por los tarifazos y la inflación, algunos de los puntos señalados por los comerciantes. El noviembre las ventas cayeron el 0,25%.

INFORMACION-GENERAL | 


La caída de las ventas minoristas por séptimo mes consecutivo genera gran preocupación entre los comerciantes que a pesar de la búsqueda por revertir la situación apuntan al rumbo de la economía nacional.
Según el relevamiento que la cámara de comercio céntrica hace todos los meses para la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas de noviembre cayeron un -0,25%.
El vicepresidente de la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines (Scipa), Daniel Castro, mostró gran preocupación y aseguró: “La problemática es general y de índole nacional” y explicó que el aumento de tarifas y la inflación, entre otros factores, generan la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y con ello la baja del consumo.  
El informe de la cámara remarca que el rubro más golpeado fue el de Bazar y regalos con una baja del -3% y en ese sentido El Diario dialogó con Enrique, uno de los comerciantes pilarenses tradicionales del rubro, que explicó: “Noviembre es un mes bajo para nosotros y mi rubro es el quinto en la cadena de prioridades” y agregó: “El aumento las tarifas provocó pérdida en el poder de consumo y lo estamos sufriendo”.
El comerciante del centro pilarense, reclamó mejoras: “Pilar está muy feo, me conformo con que lo limpien y ordenen el tránsito y no nos perjudiquen más con los cortes de calles que sufrimos frecuentemente por las manifestaciones o los espectáculos que organiza el Municipio”.
En ese sentido, Enrique criticó la obra y las demoras en la semipetonalización de la calle Rivadavia: “No es como lo habían prometido, no hay obra hidráulica, si continúan así, estoy seguro de que nos vamos a ahogar cuando llueva”, disparó.
 
Rubros    
El segundo rubro en caída fueron las Golosinas con un -2%, “la gente se cuida, entra pero compra menos”, aseguró Alfredo, que tiene kiosco y Juguetería, este último rubro que subió un 1%, pero que de todos modos el comerciantes aseguró: “Se vende poco y bajó mucho, aunque estamos esperanzados en las fiestas”.
Para Alfredo, “estamos viviendo de a poco una recesión que se vendrá pronto y la gente se cuida mucho, los aumentos de tarifa, combustible y de los productos, hacen que guarden la plata para pagar los servicios”.
El comerciante aseguró que con ofertas, abaratamiento de costos, yendo a buscar ellos mismos la mercadería y arreglos en su comercio, intenta revertir la situación, pero reconoce que es muy difícil.
Ferretería e indumentaria, también crecieron en un punto, pero tampoco satisface al rubro. “Vendo cada vez menos y estoy poniendo las prendas que tengo a casi el costo para que no me queden y al menos poder vender algo”, explicó María Esther, que con su boutique sobre Tomás Márquez, aseguró: “Resisto porque el local es mío y no pago alquiler”.
Para la mujer, “la economía cambió y los tarifazos desacomodaron a la gente, antes entraban y compraban, ahora solo preguntan precios”, lanzó. Por último, Alimentos y Bebidas, subió en un 0,5%, siendo el rubro de mayor necesidad para los consumidores. 


El dato
El presidente de la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante, Nicolás Darget, opinó que la caída se debe, en parte, a la apertura de nuevos mayoristas. 


1
El rumbo de la economía,  con los tarifazos a la cabeza, es el factor al que apuntan los comerciantes, como el mayor causante de la caída del consumo.

 

2
La proliferación de  ventas online aportan a la caída del consumo en locales a la calle, que además tienen desventajas al cargar con impuestos y servicios.

 



El avance de los locales vacíos, es otro de los factores que preocupa a la cámara de comercio. Señalan que se debe al aumento de los alquileres y caída de las ventas.


 
 
 

Más Noticias