Secretos en reunión



POLITICA | 


Visitas 
El verano vino movido para el Concejo Deliberante. En pleno enero, una sesión cargada de expedientes -algunos espinosos- interrumpió el letargo veraniego y obligó a muchos a instalarse en sus oficinas. Sobre todo, algunos de los recién asumidos aparecen en tren de hacer buena letra, con asistencia perfecta. Como la oficialista Jesica Bortule. “Qué lindo seguir recibiendo la visita de vecinos en el Concejo! Hoy vino María de Alberti a saludarme y desearme toda la suerte en esta nueva etapa!”, contó en Twitter.

 

Preocupaciones 
El subsecretario de Participación Ciudadana, Gabriel Lagomarsino, es, entre muchas otras cosas, un intenso tuitero. Suele usar la red social del pajarito para dar a conocer sus proyectos y también sus preocupaciones. Algunas, a veces, un tanto llamativas, como la que compartió esta semana, con esta foto, en su cuenta @glagomarsino: “Hola @McDonalds_Ar ¿no pueden comprar sus sobrecitos de ketchup en Argentina? Este ketchup chileno es imposible de abrir, gastan divisas, y agravan el cambio climático”.

 


Explicaciones 
Las deudas de patentes y multas del gabinete municipal fueron saldadas. Al menos así lo contaron los funcionarios, con explicaciones diferentes. Está el que “se le pasó”, como Juan Calros Mairano; la que tuvo problemas con el débito automático, como, Cecilia Cabrera o el que puso todo en manos de su esposa, como Juan Pablo Caputo. El que aún debe su explicación es Guillermo Lindoso, subsecretario de Desarrollo Económico, quien recién esta semana volverá de vacaciones y prometió explicar por qué debe más de 60 mil pesos.


 

UVA
El debate por el endeudamiento para asfaltos es uno de los temas de verano. Se conoció en la sesión de la semana pasada del HCD, con un dato relevante que alertó a opositores: el crédito de 600 millones se toma con el sistema UVA, actualizado por inflación, una variable que al Gobierno le estaría costando contener. El concejal oficialista Diego Ranieli fue uno de los encargados de defender la medida con varios argumentos. Entre ellos, la ironía, al asegurar que él mismo tomó recientemente un crédito UVA.


Hormiguita 
La diputada nacional por Cambiemos, Graciela Ocaña, fue noticia esta semana por más de un asunto. Algunos con más difusión que otros. Fue el caso del cruce que tuvo con el sindicalista Hugo Moyano, que la insultó públicamente llamándola “cucaracha” en lugar de “hormiguita”, su antiguo apodo. Una descalificación que mereció respuestas y repudios airados. 
Menos difusión tuvo otra noticia respecto a Ocaña: la imputación por parte de la fiscal federal Paloma Ochoa por defraudación al Estado por el cobro de vacaciones no gozadas cuando estuvo al frente del PAMI.
Pero quienes sí dieron esta noticia, echaron luz también sobre un dato que tiene impacto en Pilar: la contratación por licitación privada por parte del Municipio a la constructora de Ocaña para la reparación de escuelas locales por 805.400 pesos. El blog El Disenso publica copia del expediente, que lleva la firma del intendente Nicolás Ducoté y de la entonces secretaria de Educación, Marcela Campagnoli, hoy compañera de Ocaña en la Cámara de Diputados.
 

Más Noticias