Secretos en reunión



POLITICA | 


Mareados
Los cambios en el gabinete aplicados a fines del año pasado por el intendente Nicolás Ducoté todavía generan confusiones entre algunos funcionarios. Un ejemplo se dio esta semana, cuando el radical Manuel Quintana se presentó ante vecinos de Pilar Sur, que reclamaban por el calamitoso estado de las calles. El funcionario dijo pertenecer a la Secretaría Política, un área que fue disuelta en diciembre último. Es decir, no sabe actualmente a quién reporta, ni qué hace, pero sigue firme.

Hace agua
En los últimos días, las oficinas del área de Habilitaciones del Municipio permanecieron cerradas al público.
El motivo fue la fuga de agua -mucho más que una gotera, según testigos- con la que los trabajadores debieron convivir durante un buen tiempo a raíz de la rotura de un caño en el piso superior. Al parecer, los trabajadores debieron interesar en la situación al Ministerio de Trabajo para que, finalmente, se tomen medidas que eviten un posible daño mayor.

Presupuesto
En las últimas semanas, comenzó a circular entre los vecinos de Pilar Sur una planilla que da cuenta de los proyectos propuestos para votar en el marco del programa de Presupuesto Participativo. Uno de los que aparece en primer lugar generó indignación entre vecinos. Es el que propone la compra de equipamiento para la “Biblioteca Municipal Palabras del Alma”. Es que no solo se trata de una entidad no dependiente del Municipio, sino que aseguran también no haber presentado ningún proyecto en ese sentido. 

 

Ambulancia 
Después de las elecciones del año pasado, el gobierno salió -como suele decirse en política- a recorrer con la ambulancia las tiendas opositoras, plagadas de heridos. Así, levantó a más de uno que, por algún motivo, considera útil para su causa. Fue el caso del ex pattista, duhaldista y últimamente seguidor de Pino Solanas, Hugo Quintero (foto), que fue nombrado con el rango se asesor en la ahora disuelta cartera Política. Se suma al ex randazzista Juan Manuel Moraco, nombrado subsecretario de Gestión Territorial.

 

 

Multas
Coincidentemente con la aparición de la mayor parte del gabinete en el listado de deudores de multas de tránsito -algunos también de patentes-, el Municipio decidió quitar el cartel de “máxima 40” que estaba colocado en un tramo de la ruta 234, frente a una escuela. Y aunque en la mayor parte del acceso, la máxima es de 60, las cámaras móviles para fotomultas solían ubicarse en el punto de reducción drástica. Tanto, que una funcionaria local fue sorprendida in fraganti. 

Más Noticias