“Es ridículo pedir tolerancia 0 de alcohol al volante”

Fabián Pons, titular del Observatorio Vial Latinoamericano, fue crítico con la medida que busca impulsar Trindade. Aseguró que el que tiene más de un 1% de alcohol en sangre tiene que ir preso. Pero elogió el bajar la máxima permitida en Panamericana “si no tiene un fin recaudatorio”.

POLITICA | 


Los números son categóricos, este año 29 personas fallecieron por accidentes de tránsito y en más de la mitad de los casos fue por alcohol al volante. Ante estas estadísticas, el presidente del HCD, Gustavo Trindade, quiere impulsar la aplicación de la “tolerancia cero”, pero la polémica no tardó en encenderse.

Consultado por El Diario, Fabián Pons, actual titular del Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM), calificó de “ridícula” esta idea y aseguró que más que tolerancia 0, sería recomendable que los controles funcionen y que quien conduzca con más de un 1% de alcohol en sangre, vaya preso: “estaría bueno que este concejal (por Gustavo Trindade) se informara y sugiriera una ley para que en Pilar toda persona que tenga más de 1 gramo de alcohol en sangre tenga una pena de prisión efectiva de 30 días”, manifestó Pons.

Poniendo como ejemplo lo que pasa en Chile, en donde si un conductor tiene más de 0,8% de alcohol en sangre debe cumplir prisión efectiva por un período de entre 60 y 540 días, además de que se le quita el registro y se debe abonar una multa, el especialista destacó que “la tolerancia 0 no sirve absolutamente para nada porque lo que realmente importa es que se hagan los controles y que sean en lugares precisos, pero se ve que hay tipos que buscan fama y ni siquiera se informan porque esta es una medida que fracasó en todo el mundo”.

“Quisiera que agarren todos los casos de muerte en accidente de tránsito causados por alcohol en sangre y se fijen cuál era el porcentaje de alcohol en sangre que tenían al momento del siniestro y puedo garantizar que ninguno tenía menos de 1%, entonces tener tolerancia 0 es ridículo”, explicó. “Ahora, si voy a hacer muchos controles y en cuanto enganche a uno con más de 1% lo mando 60 días, un mes o una semana preso, vas a ver cómo no toma más”, remató el titular de OVILAM.

Levantar el pie del acelerador

Esto es lo que busca lograr el Municipio en 2018: que la máxima permitida en la ruta Panamericana sea de 110 km/h. En este sentido, Pons fue más benévolo y destacó que “es cierto que la siniestralidad grave tiene una directa relación con la velocidad” por lo que ésta sería una medida “más lógica”.

De cualquier manera, se mostró escéptico con respecto a los fines que se esconden detrás de esta nueva propuesta: “¿quién va a controlar esto, o es para conseguir el curro de poner radares?”, arremetió el experto en seguridad vial que afirmó que es importante saber dónde se pondrán los radares y quién los regulará ya que “hay un lindo `curro´, entre los cuales creo que Pilar está metido, que es con CECAITRA, la cámara que agrupa a todos los instaladores de aparatos electrónicos de control de tránsito”.

Asimismo, el ex CESVI indicó: “no me puedo animar a decir que es una medida recaudatoria, primero hay que ver dónde las van a poner pero yo lo que les diría a los del Municipio es que en lugar de pavear con todas esas cosas, por qué no se ponen a mirar las picadas que se hacen en Panamericana que ahí no andan ni a 110 ni a 130, andan a 200 km/h”. “Si no es competencia de ellos controlar a los que pican, tampoco sería competencia de ellos determinar la velocidad máxima en el tramo de Pilar”, remató.

 

“Las fotomultas son muy lindas porque se recauda mucha plata fácil, pero se ubican en lugares donde nunca hay siniestros”.

“Si pongo tolerancia cero y no controlo es lo mismo poner tolerancia 0 o poner tolerancia 550 que igual no van a hacer nada”.

 

 

 

Más Noticias