Real terminó preso de sus propios errores

El Monarca cayó 3-2 ante Lamadrid. Arrancó ganando, pero se equivocó en el fondo y el rival lo aprovechó. Martínez e Iturralde, los goles.

LALIGA | 


Real Pilar pagó muy caro los errores que tuvo en defensa y se quedó con las manos vacías. El Monarca perdió 3-2 ante General Lamadrid y llegó a su octavo partido sin poder ganar como local, en su temporada debut en la Primera D. Después del triunfo y la buena actuación que logró plasmar en Rosario, el equipo intentó repetir la actuación y más allá de que arrancó ganando se equivocó en las salidas del fondo y sufrió las consecuencias. El Carcelero aprovechó cada regalito que le entregó el local, que aún pelea por salir del último lugar de los promedios (desafiliación).
El inicio del partido mostró a dos equipos que intentaban salir jugando, pero las imprecisiones derivaron en largos pelotazos sin dirección. Pero Real se tranquilizó, comenzó a manejar la pelota aunque le faltaba profundidad para lastimar a Federico Ricciardelli.  El minuto 17 fue el punto de quiebre en el resultado. En la primera que tuvo el debutante Javier Martínez facturó, después de un centro que peinara Sebastián Iturralde. 
El local parecía que iba a tener el partido controlado. Pero un error en la salida (Real siempre propone salir jugando por abajo desde el fondo) derivó en que Fabián Billordo presione, gane y defina ante la apurada salida de Ulises Castrogiovanni para empatar a los 19’.
La igualdad golpeó duro al local, que comenzó a cometer errores irreparables. Lamadrid forzó a que los defensores monarcas se equivoquen seguido y tuvo un par de chances más para dar vuelta el resultado. Pero la mala puntería de Leandro Fleita le daba vida al local, porque primero tiró afuera un mano a mano y en la otra, el arquero se quedó con la definición.
Pero a los 44’, Fleita le ganó en velocidad de Leonardo López y asistió a Facundo Viggiano, quien entró solo por el segundo palo para poner el 2-1.
Apenas arrancó el complemento, Fleita tuvo su revancha y clavó el 3-1 a los 4’, con un golazo al segundo caño. Pero Lamadrid se fue quedando y a Real le vino bien el ingreso de Kevin González. El delantero le dio explosión a cada ataque. Y a los 20’ llegó la primera polémica: González la picó al arco entre los defensores y la fuerte salida del arquero que se lo llevó puesto. ¿Penal? Javier Delbarba dijo que no.
Pero 2’ después, Iturralde descontó tras un pase de Alejandro Acuña. El gol animó al local que fue por el empate frente a un Carcelero que se refugiaba en su área y hasta hacía tiempo.
A los 29’, Iñaki Milanesi con un cabezazo reventó el travesaño y 5’ más tarde, hubo otro penal que Delbarba no cobró de Ezequiel Reyna (envestida) sobre Axel Bordón. 
Al final lo de Real fue a la carga barraca, pero el tiempo se consumió. Otra derrota más de local, que el martes buscará cortar ante Centro Español. 

 

Más Noticias