Quejas por invasión de cucarachas en el FFCC San Martín

Los pasajeros deben convivir cada día con una gran cantidad de estos insectos. Afirman que falta una fumigación profunda.

INFORMACION-GENERAL | 


“Compañero de asiento”, tuiteó hace unas horas Gonzalo, un usuario del FFCC San Martín, y en la foto no se ve persona alguna, sino una cucaracha: en los últimos tiempos, los pasajeros son testigos de una verdadera invasión de estos insectos, apareciendo en el suelo de los vagones, en los asientos y el furgón.

Las unidades se han renovado paulatinamente en los últimos años, pero las incomodidades a la hora de viajar persisten: además de las congestiones en hora pico y los frecuentes problemas de retrasos, ahora se han sumado las cucarachas como pasajeros habituales del San Martín.

Mientras tanto, los usuarios descargan su bronca en las redes sociales, especialmente en Twitter, donde se ha creado un verdadero “libro de quejas” público para todo tipo de empresas y servicios. En este contexto, el ferrocarril no es la excepción.

“Saquen las cucarachas del tren San Martín”, pidió María (@maritagrillo). Por su parte, en la misma red Román (@RomanGrillo) dedujo con humor: “El Tren San Martín aumenta más el boleto porque la cantidad de cucarachas que hay adentro de los vagones deben estar reclamando un sueldo... Ahora pueden fumigar y pasar un trapo al menos?”.

Las quejas se multiplican, como la de Solange (@solspektor), quien expresó que “es un asco viajar en el tren San Martín, brotan cucarachas y bichos de todos lados. Ya no sé a quién pedirle para que fumiguen los vagones”.

Además, los reclamos se intensificaron luego de que, a fines de la semana pasada, el ministro de Transporte Guillermo Dietrich anunciara un aumento en el pasaje de trenes, subtes y colectivos.

Fumigación

Una fuente consultada por El Diario y que está muy ligada al día a día en el San Martín aseguró que la causa determinante es “la falta de fumigación, de fumigación real”.

Además, expresó que las que se ven en los vagones “son las cucarachas americanas, que son difíciles de aniquilar porque son diferentes a las alemanas (las cucarachas hogareñas más comunes), que con un cebo domestico se pueden combatir”.

Las cucarachas se concentran en los tableros de control de cada coche: “De ahí salen –comentó la misma fuente-. Sumada la falta de una fumigación seria, la mugre y falta de limpieza no contribuyen tampoco a la erradicación”.

Y agregó: “Encima la humedad y calor excesivo son una campo propicio para reproducirse”.

Más Noticias