El presupuesto participativo resiste con menos fondos

Ayer se realizó la votación de los proyectos presentados en el 2017. Apuestan a que se concreten. Y a que se mantenga el programa durante este año, tras los recortes.

POLITICA | 


Cerca de 20 foros vecinales de las diferentes localidades votaron ayer entre los diferentes proyectos que se habían presentado el año pasado en el marco del presupuesto participativo, un programa que este año buscará resistir pese al recorte de fondos aplicado por el gobierno. 
En total, las votaciones realizadas ayer distribuyeron 64 millones de pesos. Se utilizarán principalmente en veredas, mejorado de calles y reemplazo de luminarias. Pero también hay obras como, por ejemplo, una cancha de rugby en el barrio Carabassa o una plaza integrada en Luis Lagomarsino, otros espacios verdes y deportivos en Derqui y Pinazo o la compra de elementos para una estación meteorológica en La Lonja. También se votó la realización de obras por 2 millones de pesos para la Biblioteca Palabras del Alma, en el barrio Peruzzotti.

Dudas
Ahora, el programa debe zanjar dos grandes dudas. La primera es si los proyectos votados realmente se realizarán y, la otra, si habrá margen para elegir este año nuevas propuestas.
La primera tiene que ver con que el presupuesto para concretar los proyectos ya no está en el área de Participación Ciudadana, que comanda Gabriel Lagormasino. Desde este año, es cada una de las secretarías involucradas la que tiene que definir la disponibilidad de los fondos y los tiempos de la obra.
Ayer, en diálogo con El Diario, Lagomarsino aseguró que “la prioridad dentro de cada área serán los trabajos del presupuesto participativo”.
Por el momento, sin embargo, la frase no tiene una contrapartida de compromiso. No hay plazos establecidos ni se dio a conocer el cronograma de trabajo. Y aún quedan pendientes obras votadas en años anteriores.
El futuro del programa es aún más vidrioso. Es que para este año no hay un presupuesto establecido, luego que se reformara la ordenanza que creó el programa en la gestión anterior.
Según aquella norma, este año el presupuesto participativo debía alcanzar al 2% del total del gasto del Municipio, previsto en 4.551 millones. Le correspondían 91 millones de pesos. Pero esa obligación fue derogada y, ahora, el monto es fijado discrecionalmente por el intendente.
Pero Lagomarsino no desespera. Con intención o sin ella, el gobierno no eliminó otro artículo de la misma ordenanza, que establece que el presupuesto destinado al programa no podrá ser inferior al del año anterior. Es decir, salvo una nueva reforma, habrá 64 millones disponibles. 
Claro que ese propuesto saldrá de cada área, que ya tienen sus gastos definidos y, en ningún caso, dejaron reserva presupuestaria para los proyectos votados por vecinos.
La propia subsecretaría de Participación Ciudadana también tiene sus fondos recortados. Según el presupuesto, dispondrá de 18,7 millones de pesos para todo el año. Pero  insumirá 16,8 millones de pesos en sueldos de personal y 1,4 millones más en compa de bienes y contratación de servicios. 
Igual, Lagomarsino es optimista. Apuesta a que este año se pueda implementar una aplicación para votar en los proyectos de presupuesto participativo tanto de manera presencial como a distancia. Y aunque admite que su implementación no es segura, insistió que estará entre los objetivos del año. 

4.615 
Personas votaron en las 22 urnas dispuestas en las diferentes localidades, un 64% más que el año pasado.  

El dato
El proceso de escrutinio fue transmitido en vivo por la página de Presupuesto Participativo a través de Facebook.

Más Noticias