Pilar viajó al Medioevo



LAPANCHA | 


Hoy, entre las 10 y las 18, tuvo lugar en el parque de aventuras EcoXtreme de Fátima (Km 59 de Panamericana), el primer festival medieval en Pilar. Cientos de personas pudieron disfrutar de una jornada soleada donde no faltaron los combates característicos de la Edad Media, espectáculos de música celta y la degustación de productos característicos de aquella época.

Este tipo de eventos tomó preponderancia en nuestro país a raíz de la popularidad alcanzada por series como Juego de Tronos y Vikingos, que acercó la cultura medieval a millones de personas alrededor del mundo. Empezaron en Europa del Este, y de allí fueron expandiéndose al resto de Europa, hasta terminar arribando en nuestro país.

Organizado por el Municipio, participó gente de distintos puntos de Buenos Aires: así, los asistentes pudieron ser parte de un evento típico que, más allá de lo novedoso desde lo artístico, fue una oportunidad para acercar la historia desde un costado más atractivo. “Podés ver a los más chiquitos correr y jugar a los caballeros como se hacía antes, y alejados de la Play”, destacó Walter, que llegó al complejo recreativo desde Capital Federal, para instalar su puesto de atavíos medievales.

Drako (cuya familia es Noruega) le contó a El Diario que comenzó a participar de este tipo de eventos en Europa del Este hace más de veinte años y resaltó que “me parece muy interesante que se desarrollen este estilo de festivales en Argentina y están creciendo de una manera impresionante”. Del mismo clan que Draco es Silvia, que ofició de druida (oráculo que ayudaba a la gente a vivir mejor) y leyó las runas para los presentes. “No vivo de leer runas, pero tengo sangre celta y estos eventos me hacen feliz”, sostuvo.

Más allá de que el parque estuvo repleto de adolescentes aficionados, no faltaron las familias que se acercaron, algunos con intriga, y otros como verdaderos amantes de la cultura medieval. Todos ellos se dieron cita y tuvieron la posibilidad de retroceder el tiempo para vivir un día como en las épocas de caballeros, castillos y princesas.

Protagonistas

Oscar Rodríguez es de Capilla del Señor. Más allá de que trabaja como restaurador en el ministerio de Justicia de la Nación, su hobbie es hacer cañones; por eso llegó a EcoXtreme con un cañón del SXIV.

Nahuel García, por su parte, instaló una herrería en el predio, en la que estuvo trabajando todo el día para mostrar cómo es trabajar sin herramientas eléctricas y con carbón a leña como único combustible.

Finalmente, Edmundo y William, le pusieron sabor a la feria con aguamiel, hipocrás y Atholl brose, bebidas tomadas entre los siglos V y XV.

 

Más Noticias