Piden ayuda para dos nenes que quedaron huérfanos

Lautaro y Nicolás tienen 8 y 9 años. Su mamá falleció el martes y el padre había muertos meses atrás. Necesitan alimentos, ropa y materiales para la construcción.

INFORMACION-GENERAL | 


El barrio Sansouci, de Presidente Derqui, está conmovido por el caso de dos nenes que quedaron huérfanos. Se trata de Nicolás de 9, y Lautaro de 8, que el martes perdieron a su mamá, quien falleció luego de luchar contra el HIV. Tiempo atrás había fallecido su padre y ahora se encuentran bajo la tutela de su tío, porque la madre pidió que no se los lleven al Chaco, de donde era oriunda.
Es de público conocimiento que el HIV ataca el sistema inmunológico, bajando las defensas de la persona que la padece y haciéndola propensa a contagiarse distintas enfermedades infecciosas. De esta triste manera murió la mamá de los dos niños y, para evitar que los menores pudieran contagiarse alguno de los virus que padeció su madre, los médicos solicitaron que tanto el colchón (en el cual dormían los tres juntos) como toda la ropa que había en el cuarto que compartían los chicos y su mamá, fuera quemada.
Ana Bueno, quien dirige el merendero “Chicos Felices” al cual asisten ambos nenes, contó en diálogo con El Diario que “los chicos no solo no tienen ropa ni calzado, porque se tuvo que quemar todo, sino que no pueden entrar a la pieza que compartían con su mamá sin ponerse a llorar y pedir por ella, por eso queremos ver si entre todos podemos hacerles una piecita para que puedan dormir ahí y estén más tranquilos, por ahora solo cuentan con un colchón, que les acercó Víctor Koprivsek”, aclaró la mujer.
Tanto la madre como los nenes vivían con el tío, quien es quien quedó a cargo. Pero en los últimos meses el hombre perdió su empleo (trabajaba en el área de la construcción), y la situación económica que vive es dramática. Por otro lado, además de hacerse cargo de sus sobrinos, también tiene tres hijos y, a pesar de su buena predisposición, no es mucho lo que puede hacer.
Hoy por hoy, la principal preocupación de los tíos y de los vecinos de los dos niños es que tengan la contención necesaria para poder salir adelante, atravesando de la mejor manera posible la trágica realidad que les está tocando vivir.
Por el momento, señaló Ana, hay una asistente social del Municipio que “está colaborando muchísimo”, pero al parecer no recibieron ningún otro tipo de ayuda por parte del estado municipal. 

Cómo colaborar 
Para colaborar con calzado, ropa o materiales de construcción para poder hacer una habitación para los chicos, comunicarse con Ana Bueno al (011)-15-6239-1200.

Más Noticias