Pese a las quejas, insisten en que la suba no supera el 75%

El tope que fija la ordenanza es ese porcentaje o 150 pesos, lo que resulte mayor. En el gobierno aseguran que se respeta. Pero siguen llegando facturas con aumentos de más del 300%.

POLITICA | 


Pese a que cada día se suman nuevos ejemplos de aumentos de tasas que superan el 100% y, en algunos casos, llegan hasta el 300%, desde el gobierno insisten en que se están aplicando los topes previstos en la ordenanza fiscal: 75% de suba o 150 pesos respecto a la última cuota del periodo fiscal anterior, lo que resulte mayor. 
El subsecretario de ingresos municipales, Juan Carlos Mairano, sostuvo que existe una sola excepción a ese límite: que la propiedad haya cambiado de destino. Es decir, que se haya detectado una construcción no declarada en un inmueble que figuraba como baldío. En ese caso, el aumento  no tiene tope. 
“Lo que se busca es la equidad tributaria, para que dos contribuyentes que tienen la misma casa en la misma manzana paguen los mismo”, señaló Mairano.
A la vez, indicó que para los casos en los que los contribuyentes hayan recibido subas superiores a los topes sin que se hubiera cambiado la categoría del inmueble, se podrá hacer la consulta y en todo caso, la corrección del monto.
“Duplicamos la cantidad de gente que atiende en el mostrador de consultas” del área de Hacienda, informó Mairano. 
“Hasta ahora vino gente a peguntar y se le explicó caso por caso”, señaló el funcionario. Y a la vez recordó que “mucha gente arrancaba pagando muy poco” por el atraso en las valuaciones fiscales. 

Colas
Ayer por la mañana, las oficinas fiscales del municipio, sobre la calle Bolívar, estaban abarrotadas de contribuyentes, la mayoría con intenciones de pagar sus facturas de enero.
En algunos casos, tras abonar, contaron a El Diario que en la caja les recomendaron pagar todo el año completo por adelantado “porque en marzo va a haber un nuevo aumento”.
Mairano dijo desconocer ese “consejo”, a la vez que desmintió que se esté pensando en un nuevo aumento de tasas para marzo. 
Lo que sí sucederá a partir de los próximos meses es la aplicación de los resultados que se detecten en los rastreos satelitales -los “vuelos”, según definió el funcionario- en los que se detectarán nuevas construcciones o ampliaciones no declaradas.
“Lo que entra en el segundo semestre es el vuelo: si tenés hace cinco años una casa en un barrio privado declarada como terreno baldío, estás estafando al Municipio”, sostuvo Mairano.
A la vez, sostuvo que -tal como establece el artículo 6º de la ordenanza fiscal vigente- solo se intimará a los contribuyentes a los que se les haya detectado una diferencia mayor al 10% con respecto a la superficie construida declarada.
Mientras tanto, y a raíz de las quejas, desde el Concejo Deliberante pidieron que los funcionario del área de Hacienda expliquen cuál es el método que están utilizando para calcular la valuación de las propiedades y de esa manera subir las tasas. 

75%
o 150 pesos, lo que resulte mayor, es el tope para los  aumentos, según la ordenanza. La única excepción: construcciones no declaradas.
 

Más Noticias