De la pelota a los lápices

El derquino Mauro Salgaro es conocido por su desempeño deportivo. Su amor por el fútbol pasó al papel, retratando a sus compañeros y colegas de las grandes ligas. Hoy, ve una salida laboral en la caricatura.

LAPANCHA | 


El derquino Mauro Salgaro es preparador físico en un gimnasio de Cañitas en el barrio porteño de Palermo; por las noches, entrena con el equipo de fútbol Flecha para competir en el Torneo Federación. Destacado en el deporte, hoy se abre camino en el mundo del dibujo.

Siempre le gustó dibujar; pero hace dos años empezó con las caricaturas de casualidad, retratando a sus amigos y  a compañeros de La Liga Escobarense. Luego, se animó con los futbolistas que admiraba.

Autodidacta, investiga técnicas a través de fotos y videos de Instagrams de expertos. En unas semanas, empezará con un curso de realismo, otra técnica que lo apasiona y en la que busca perfeccionarse. Su referente argentino en caricaturismo es Luis Ordoñez, con el que tiene intenciones de inscribirse en sus escuelas, pero por una cuestión de tiempo y distancia aún no lo ha podido.

“Esto es un don porque nunca estudie nada. Empecé de a poquito y ahora me está comenzando a ayudar una persona”, contó Mauro entusiasmado, quien tiene la idea de llegar a vivir del dibujo, animándose a incursionar en el mundo de los tatuajes.

“Seguir soñando y meterle para adelante”, así definió su futuro el futbolista, quien tiene entre manos un proyecto vinculado con la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y el mundial que vendrá, pero del que todavía no puede decir mucho hasta confirmarse.

Muchos son los nombres del mundo de deporte a los que retrató y entregó su arte: el presidente de  la AFA Claudio “Chiqui” Tapia, los futbolistas derquinos Marcos Riquelme y Gustavo Colman, Enzo Francescoli y hasta el propio Diego Maradona. “La idea ahora es llegar al más grande”, en clara alusión a Lionel Messi.

También perfiló a famosos de otros rubros, como Héctor “Tito” Speranza y Moria Casán. Pero su última obra, fue un pedido de camioneros pilarenses para ser obsequiado a los dirigentes sindicalistas Hugo y Pablo Moyano.

Su técnica se basa en el uso de diferentes medidas de lápices, aunque también tiene experiencia con acuarelas y temperas. Su soporte habitual es el papel (de A4 a tamaños mayores), que es encuadrado y enmarcado para ser entregado a sus clientes una vez terminada la obra. También, ha recibido encargos de banderas y pasacalles.

“Lo que yo quiero es hacerme más conocido”, contó Salgaro, quien dedica noches y madrugadas a dibujar, atento siempre a los detalles para lograr el mejor resultado.

Más Noticias