Monólogos de verano

Inició un ciclo donde no deja tema por abordar. En una entrevista con El Diario habla de música, de improvisación y de su primera vez en la calle Corrientes.

CULTURA | 


Durante muchos años Roberto Pettinato soñó con la posibilidad de hacer humor frente a una platea en vivo. Ha llegado el momento! Por primera vez en calle Corrientes y en un teatro emblema de la noche porteña. Un show unipersonal de monólogos que cuenta con un excelente guión de humor basado en su acidez, ironía e inteligencia.
Pettinato despliega todo su potencial en el escenario logrando que los minutos pasen rápidamente y entre carcajadas. 

-Stand up en enero, en la ciudad ¿Por qué?
- Porque la ciudad en verano, aunque parece abandonada, está habitada por los seres más locos del planeta, 40º, lluvias inexplicables, alquitrán, cemento, Mirtha, Susana... Y porque los que no se pudieron ir a los lugares “vacacionales” vienen a dejar sus risas al teatro. Por otro lado ya hicimos Carlos Paz y la Costa en otros años, faltaba Buenos Aires y Rottemberg nos dio el lugar para que lo hagamos! Rottemberg es igual o muy parecido a Dios!

-¿Qué se puede adelantar sobre la temática de los textos?
- Van cambiando de acuerdo al público, en general todos los temas son abordables, imaginemos, todos tenemos una heladera que hace hielo pero no lo hace tan bien, o quizás hace demasiado hielo en los costados de sus paredes y nunca sabemos bien porque. Es solo un ejemplo, se puede hablar de cualquier tema en tanto y en cuanto existan esos seres que no saben bien por qué les pasan las cosas en la vida. Claro, hablo de mujeres, de hombres, de milagros, de política, de Moisés, del Papa, de la farándula, de drogas, de sexo y en realidad te vas de mi show diciendo, me cagué de risa, ¿De qué habló?

-¿Cuánto hay de guion y cuánto de improvisación en el espectáculo?
- Hay algunos hilos, títulos que me pueden conducir a diferentes lugares, pero hay mucho de lo que pasa en el momento, este show en Multiteatro lo planteamos como comenzando un día y siguiendo otro, casi nunca se repiten monólogos, que por otro lado no están escritos sino en mi mente, con lo cual nunca son iguales. Maradona es uno un día y otro al día siguiente... la realidad también está modificando los shows, Cacho de Buenos Aires te obliga a que así sea.

-¿Hay lugar para la improvisación como en la música?
Lo mío no es el stand up de las suegras y las zapatillas sino es más bien el monólogo americano que se desborda por completo, la música es igual, podés cantar durante años “Solo le pido a Dios” o pedirle a Dios que te ilumine a cada segundo para tocar la próxima nota. Las palabras surgen también como un modo de desarrollo loco e instantáneo, eso hace que estés atento a lo que voy diciendo, a veces bajo al público, a veces no! A veces me tiro desde el superpullman! Naaaa (risas). 

-¿Hay diferencias entre pararse frente a un público para 
hacer música y para hablar?
- Es casi nula, en este caso es que con la música siempre estás jugando y relacionándote con los músicos con los que tocás, y eso hace una experiencia multipersonal. En el Multiteatro la experiencia es unipersonal, subo solo, pienso solo y bajo solo. Trato de no observar el público pero te das cuenta a los dos segundos si es perceptivo o no.

-¿En qué lugar están tus inquietudes musicales hoy?
- Siempre parado en el free jazz y hace dos años tocando los temas que amo de Sumo, con mi banda Sumo x Pettinato, que no es ni un homenaje ni una banda de covers, es solo eso, Sumo x Pettinato, mi mirada. Y en mi show teatral toco un tema con el saxo! Los espero! 


“Lo mío no es el  stand up de las suegras y las zapatillas sino es más bien el monólogo americano que se desborda por completo”.


“Podés cantar durante años “Solo le pido a Dios” o pedirle a Dios que te ilumine a cada segundo para tocar  la próxima nota”.


“Todos tenemos una heladera que hace hielo pero no lo hace tan bien, o quizás hace demasiado hielo en sus paredes”. 

 

El dato 
Pettinato, “Monólogos”. Días y horarios: de miércoles a domingo a las 21. Sábados a las 21 y a las 23. Lugar: Multiteatro Comafi, Corrientes 1283, Buenos Aires. Entradas: por Plateanet o en el teatro.

Más Noticias