Límites: ahora la lucha es por una escuela

Desde que el gobierno planteó los nuevos límites entre Del Viso y Alberti, la disputa no cesó. Los vecinos alzan la voz por la Media Nº 10, la única de la localidad. Marchan mañana.

POLITICA | 


“Identidad y pertenencia”, esas dos palabras son las que más resuenan entre los vecinos de Del Viso y Manuel Alberti que, desde que se redefinieron los límites de las localidades, comenzaron una disputa que pareciera no tener fin. Tras numerosos reclamos ante autoridades comunales, en esta oportunidad, Alberti se movilizará para reclamar por algo que considera propio: La Escuela Nº 10, única secundaria pública de la localidad. 
Por esta razón, el viernes a las 17 partirán desde la estación y, entre panfletos y charlas, recorrerán el camino hasta la escuela, en donde darán un abrazo simbólico tanto a esta institución, como al Jardín de Infantes Nº 913 que funciona al lado del colegio. Ambos centros educativos quedarían del lado de Del Viso. 
Uno de los vecinos que encabeza el reclamo es Daniel Hirsch, docente de Manuel Alberti quien, desde que comenzó el conflicto, tuvo un rol activo en la disputa. “La Escuela Nº 10 fue recientemente inaugurada y es un punto caliente respecto a los límites que se trazaron. Con mucho esfuerzo los mismos vecinos logramos que la gestión anterior cediera un terreno para construir la primera y única escuela estatal que tenemos”, explicó. 
Antes de que existiera esta institución, los chicos de Alberti debían ir a escuelas de Del Viso u otras localidades o, en su defecto, pagar una escuela privada en su misma localidad. 
Esta nueva arista de la confrontación despertó luego de que se definiera que el límite entre ambas localidades iba a dejar de ser el arroyo Garín. “Cuando se determinó el cambio de límites, la separación de Alberti y Del Viso iba a ser un brazo del arroyo Garín, pero decidieron extender el límite tres cuadras más hacia nuestro lado, por lo que ahora la escuela (que está ubicada sobre la calle Santa Eulalia y Batalla de Curupaytí) quedó del lado de Del Viso. 
El problema que esto trae aparejado es claro: al momento de confeccionar la matrícula, los establecimientos educativos públicos deben darle prioridad a aquellos alumnos que sean de la localidad en donde está ubicada la institución. De esta manera, los chicos de Manuel Alberti se verían en inferioridad de posibilidades para cursar en una escuela que vieron nacer fruto del sacrificio, en muchos casos, de sus propios padres. 
 “Queremos que el barrio se siga concientizando, que todos entiendan cómo nos afecta el achicamiento de la localidad”, lanzó Hirsch. Sin dar el brazo a torcer, el frentista planteó: “Estamos en desacuerdo con todo lo que planea esta ordenanza que ya de por sí nos parece ilegal, porque sobrepasa a una ley provincial. En Pilar ya no podemos hacer nada, pero estamos consultando con abogados para seguir este reclamo en la Justicia”, confirmó. 

“En Del Viso hay otras tres y ojalá puedan tener más, pero a nosotros nos costó mucho esfuerzo lograr tener una escuela propia”. DANIEL HIRSCH.
 

Más Noticias