Con imágenes satelitales, rastrearán obras no declaradas

Creen que existe al menos un 15% que están es estas condiciones. El mismo sistema se utilizará para actualizar los metros cuadrados sobre los que se calcula la tasa del ex ABL.

POLITICA | 


A través de fotografías satelitales el Municipio controlará e intimará a quien haya o esté realizando una obra sin haber solicitado los permisos correspondientes. De la misma manera, actualizará el cobro de la tasa de Mantenimiento de la Vía Pública y Servicios Generales (ex ABL), comparando el banco de datos de la Comuna, con los metros cuadrados existentes en cada propiedad. Esa tarea, también será realizada a través de imágenes aéreas. En este caso, donde se detecten diferencias irán los inspectores municipales para constatarlas y realizar el cálculo de la revaluación de la tasa.

El jefe de Gabinete del Municipio, Juan Pablo Martignone, confirmó a El Diario que el Ejecutivo contratará el servicio de empresas dedicada a detectar cambios en las zonas urbanas, a través de imágenes satélites. El funcionario descartó la utilización de drones y aviones para la tarea y afirmó que ambos trabajos, que serán realizados con sistemas distintos, comenzarán a utilizarse en marzo próximo.

Al mismo tiempo, remarcó que el resultado de las imágenes que detectan obras sin el correspondiente permiso, les permitirá comenzar a intimar a los vecinos que estén en una situación irregular, a partir del tercer mes del año.

Mientras que el sistema más preciso y con el que podrán saber quién es el propietario que está pagando menos de lo que corresponde por la tasa del exABL, llevará unos 90 días más tras el final del barrido y comenzaría a materializarse a mediados del 2018.

“El sistema calcula sobre nuestra base de datos, por la cantidad de metros cuadrados que estamos cobrando, y detecta donde hay diferencias”, explicó Martignone y agregó: “en los lugares donde el sistema detecte diferencias, serán enviados los inspectores municipales, para que comparen y calculen cuál es el revalúo de esa propiedad”.

 

Diferencias

Al igual que lo hizo con el sistema con mayor precisión, Martignone detalló que “el otro control también se realiza a través de fotos satelitales y un análisis por software que permite tener todos los meses, un listado de construcciones que aparecen y no están registradas con permisos de obras emitidos por el Municipio”.

En ese sentido, señaló que la diferencia de ese software con el otro es que este compara mensualmente el territorio e indica los cambios urbanos, con fotos de menor calidad y que no sirve para los cálculos de metros cuadrados.

En tanto, el ejemplo fue dado sobre muchos terrenos que aún figuran como baldíos dentro del banco de datos de la Comuna y no son tales, ya que hay edificaciones que no fueron declaradas.

En el Ejecutivo, creen que existe entre un 10 y 15% de construcciones, en todo el distrito que no están declaradas y que muchas llevan años en esas condiciones.

Los argumentos con los que se justifican estas contrataciones, se basan en datos que indican que durante el 2017 el cobro de tasas se incrementó considerablemente. Y adelantaron que la próxima semana, estarán los números certeros de cuánto aumentó la cobrabilidad en los últimos 12 meses comparados con el 2016.

“Si bien aún no tenemos los números exactos, sabemos que la recaudación subió muy por encima de la inflación y tiene que ver con la incorporación de contribuyentes que antes no pagaban sus tasas y regularizaron su situación”, explicó Martignone.

 

 

Sin gatillo

Desde el Ejecutivo municipal, confían en que este año las metas inflacionarias se cumplan y no haya necesidad de aplicar la cláusula gatillo del 10%, para que el incremento en las tasas quedé en el 27,5%. Esta vez, la condición es que en el tercer trimestre la suba de salarios o el combustible no superé el 25% de incremento.

 

56%
Será el aumento del impuesto inmobiliario de la Provincia de Buenos Aires, según confirmaron desde la gestión de María Eugenia Vidal.

 

 

Más Noticias