“Iban llegando a la fábrica y no los dejaban ingresar”

Un delegado de Riera comentó cómo se enteraron de los nueve despidos en la planta. Desmiente que la empresa esté viviendo una crisis: “Hay trabajo para todos”.

ECONOMIA | 


A raíz de los nueve despidos dados a conocer en el día de ayer por parte de la fábrica Riera, ubicada en el Parque Industrial de Pilar, Código Plaza (FM Plaza 92.1) se puso en contacto con uno de los delegados, desmintiendo el contexto de crisis que esgrimió la firma para aplicar las cesantías.

Por el momento, en la planta del Parque están paralizadas las actividades y los trabajadores se encuentran realizando una manifestación pacífica con el gremio STIA. Las personas despedidas son empleados con una antigüedad de entre 9 a 12 años en la empresa: “Es como cuando utilizás una máquina vieja, te comprás una nueva y la tirás”, graficó la situación Diego D´Andrea, delegado de la planta.

El hombre recordó que la dura noticia les llegó este martes, mientras estaban camino a la empresa: “Me llegaban mensajes y llamados telefónicos de los compañeros que iban llegando a la fábrica lamentablemente no los dejaban ingresar, sin dar explicaciones”.

Por su parte, la empresa –que fabrica tostadas y grisines-, contaba con un escribano que antes de las 6 de la mañana ya estaba hablando con los trabajadores y les daba la “terrible noticia” de su desvinculación de la empresa, además de hacerles firmar una copia del telegrama: “Eso no corresponde, tendría que haber sido notificado en su domicilio como marca la ley”, explicó D´Andrea.

Según se informaba en dicho telegrama, era un “despido sin causa por restructuración de personal”, medida que los empleados repudian desmintiendo las razones, al afirmar que “sabemos que trabajo hay para todos, y es más, hay momentos en que se necesita personal”.

Sin ir más lejos, los trabajadores declaran que la empresa desde hace un tiempo se venía manejando “con formas raras” en cuanto a cuestiones internas y el manejo del personal en el área de producción, a pesar de esto los tranquilizaron diciendo que “no iba a pasar nada, que llevemos tranquilidad a los trabajadores”, pero a los pocos días “lamentablemente nos encontramos con esta desagradable situación”.

Más Noticias